Publicado 25/05/2021 13:54CET

El estado australiano de Nueva Gales del sur introducirá el consentimiento sexual en la ley sobre abusos y agresiones

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El estado australiano de Nueva Gales del Sur prevé reformar las leyes sobre abusos y agresiones sexuales para introducir el consentimiento en la línea de legislaciones similares que ya están vigentes en otras zonas del país y que reflejan que una persona no ha dado su consentimiento para mantener relaciones si "no lo ha manifestado física o verbalmente".

El fiscal general del país, Mark Speakman, ha indicado que en el estado de Victoria ya existe una normativa similar y ha confirmado que Nueva Gales del Sur seguirá dichos pasos para adoptar el "consentimiento afirmativo" como parte de las enmiendas a estas leyes.

Con estas medidas --que incluyen 44 recomendaciones realizadas en 2020 por una comisión estatal sobre abusos sexuales-- espera reducir los casos de este tipo de agresiones en el estado, según informaciones del diario 'The Sydney Morning Herald'.

En este sentido, ha indicado que existen dos reformas principales en relación con el consentimiento: la primera es que no podrá existir consentimiento si las partes no hacen algo que así lo indique o lo comuniquen expresamente. La segunda es que los presuntos agresores solo podrán tener constancia "razonable" de que se le dio consentimiento si "tomó medidas para obtenerlo de forma activa".

"Simplemente no se puede asumir que una falta de resistencia o protesta es una muestra de consentimiento", ha afirmado Speakman. "Es muy simple, el consentimiento tiene que ser comunicado por la otra parte diciendo o haciendo algo", ha defendido.

Así, ha explicado que "queremos dejar claro que un pensamiento no sirve, tiene que ser un acto o una expresión verbal". Las reformas en cuestión reafirmarán que el consentimiento es algo "voluntario" y que puede ser "retirado en cualquier momento". Asimismo, "el consentimiento para un acto sexual no implica que haya consentimiento en todos los actos que sucedan al primero", ha matizado.

La idea, ha subrayado, es lograr llevar a los acosadores y violadores ante la Justicia y tratar de modificar, además, la forma en que la población busca consentimiento a la hora de mantener relaciones sexuales.

Contador