Publicado 08/10/2021 13:20CET

Estados Unidos.- Borrell niega que la apuesta por desarrollar la defensa europea debilite a la OTAN

Archivo - El Alto Representante de la UE para Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell
Archivo - El Alto Representante de la UE para Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell - Mario Salerno/EU Council /dpa - Archivo

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, ha defendido con rotundidad la apuesta por desarrollar una capacidad de defensa europea, rechazando que con ello se busque debilitar a la OTAN o la relación con Estados Unidos.

Borrell ha celebrado que tanto la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, como el presidente del Consejo, Charles Michel, hayan dicho que impulsar la política de una defensa común es prioritario y ha confiado en que ambas instituciones "junten sus esfuerzos para hacerlo".

En este sentido, se ha mostrado muy crítico con quienes cuestionan este paso, entre los que ha mencionado en particular al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien precisamente se encuentra como él de visita en Madrid para reunirse con el Rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

"No hay ningún problema de relación con la OTAN y lamento que se presente así, que se diga que lo que estamos intentando hacer va a contribuir a la división de los europeos y al debilitamiento de la OTAN", ha recalcado.

"Francamente después de lo que ha pasado en Afganistán yo sería más discreto y no cogería velas de procesiones a las que no se me ha invitado", ha añadido, en alusión aparentemente de Stoltenberg, quien considera que la UE no puede defender Europa y apuesta por invertir más en la Alianza para poder garantizar la seguridad europea.

Borrell ha asegurado que lo que los Veintisiete quieren es "una OTAN muy fuerte, eso no es incompatible con que los europeos tengamos unas capacidades comunes propias para hacer frente a nuestros problemas". "Me niego rotundamente a aceptar que lo que estamos intentando construir tenga nada que ver con debilitar la OTAN ni debilitar nuestra relación trasatlántica", ha abundado.

Por lo que se refiere a la relación con Estados Unidos, ha defendido que "tiene que pasar por un diálogo más franco, continuo, sobre los temas de interés común", afeando entre otras cosas el reciente acuerdo AUKUS: "entre aliados las cosas se hablan".

En opinión del Alto Representante, lo que hace falta es "una relación más de Europa con Estados Unidos, no solo de estados miembro cada uno con Estados Unidos". Tampoco vale el argumento, ha añadido, de que ya está la OTAN puesto que "no todos los estados europeos están en la OTAN y no todos los que están en la OTAN son estados europeos".

De los 30 miembros de la OTAN, 21 son también socios de la UE, que aspira a cerrar antes de final de año una renovación del acuerdo que rige las relaciones con la organización militar. El próximo mes, el bloque europeo espera avanzar en la 'brújula estratégica', el documento con el que fijar una visión común europea sobre los desafíos y proyección militar a largo plazo.

"Ser aliados no significa estar alineado", ha sostenido en otro momento de su intervención en un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum, defendiendo una vez más la autonomía estratégica de la UE y también la necesidad del bloque de "repensar su relación con el resto del mundo".

Contador