Publicado 06/11/2020 11:49CET

Etiopía.- Abiy defiende que la ofensiva sobre Tigray busca restablecer el orden constitucional tras fracasar otras vías

Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía
Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía - MISTRULLI/FOTOGRAMMA/ROPI / ZUMA PRESS / CONTACTOP

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, ha defendido este viernes la ofensiva militar lanzada este miércoles sobre la región de Tigray, en el norte del país, asegurando que su objetivo principal es restablecer el orden constitucional y que se ha optado por esta vía tras haber agotado todos las demás opciones para resolver las diferencias con el Frente Popular de Liberación de Tigray (TPIY).

"Las operaciones en curso por parte de las fuerzas federales en el norte de Etiopía tienen objetivos limitados y alcanzables: restaurar el Estado de Derecho y el orden constitucional y salvaguardar los derechos de los etíopes de llevar una vida pacífica donde quiera que estén en el país", ha sostenido Abiy en Twitter.

Según el primer ministro, el Gobierno federal "intentó pacientemente durante varios meses resolver las diferencias con los líderes del TPLF de forma pacífica". "Intentamos la mediación, la reconciliación y el diálogo" pero "todos fracasaron por la arrogancia criminal y la intransigencia del TPLF", ha defendido.

"La gota que ha colmado el vaso fue el ataque contra la base del Mando Norte en Tigray", ha subrayado, en referencia al asalto que presuntamente se produjo el miércoles contra una base del Ejército etíope y que desencadenó la ofensiva militar sobre este territorio fronterizo con Eritrea.

Abiy aseguró a última hora del miércoles que el Ejército había "repelido" la ofensiva del TPLF horas después de anunciar el inicio de operaciones contra el TPLF --dominador de la política en el segundo país más poblado de África durante casi tres décadas antes de que el primer ministro llegara al poder en 2018 gracias a unas protestas antigubernamentales-- tras "meses de constante provocación e incitación a la violencia".

Por su parte, el presidente de Tigray, Debretsion Gebremichael, recalcó el jueves que sus fuerzas están "totalmente equipadas" y se mostró convencido de que ganarán "la batalla".

Además, dijo que que las fuerzas de Tigray están "en estado de guerra" y confirmó que sus efectivos se hicieron con "casi todas" las armas en su ataque del miércoles contra la base del Ejército en Mekelle. Horas después, las autoridades regionales denunciaron que la aviación etíope había bombardeado Mekelle, la capital regional.

LA DISPUTA ENTRE ABIY Y EL TPLF

El TPLF fue el partido fuerte dentro de la coalición que gobernó Etiopía desde 1991, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), una alianza sustentada en las etnias, hasta la llegada al poder de Abiy, el primer oromo en convertirse en jefe del Gobierno.

Apartado del poder, el TPLF ha visto en las reformas acometidas por Abiy, en particular las relativas a abusos de Derechos Humanos y de reconciliación con grupos armados entre otros, como una 'caza de brujas' contra sus dirigentes, los cuales se vieron en muchos casos apartados de los cargos que ocupaban.

La ruptura definitiva la marcó la creación del Partido de la Prosperidad a finales de 2019 por parte de Abiy para dejar atrás al EPRDF. Todos los partidos que integraban la alianza gobernante, y algunos más en su órbita, se sumaron a la nueva formación, con la excepción del TPLF, lo que también dejó al partido al margen de la toma de decisiones en el Gobierno federal.

Así las cosas, el TPLF siguió adelante con el plan de celebrar elecciones en Tigray en septiembre pese a que la comisión electoral había decidido el aplazamiento de las generales al próximo año por la pandemia y a las presiones del Gobierno para que no siguiera adelante con sus planes.

Posteriormente, anunció que no reconocía al Gobierno central y reclamó a todos sus representantes regionales que abandonaron las instituciones argumentando que Abiy se encuentra ilegalmente en el cargo tras el fin de su mandato.

Contador