Publicado 16/11/2020 12:08CET

Etiopía.- ACNUR eleva a más de 25.000 los refugiados etíopes que han huido a Sudán del conflicto en Tigray

Llegada de refugiados etíopes a Sudán
Llegada de refugiados etíopes a Sudán - ACNUR/ARIANE MAXIANDEAU

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El éxodo de etíopes que han huido del conflicto en la región de Tigray entre el Gobierno federal y las fuerzas del Frente Popular de Liberación de Tigray (TPLF) va en aumento y son ya 25.000 los que han cruzado la frontera con el vecino Sudán, según los últimos datos del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Según ha precisado la agencia de la ONU en su Twitter, "más de la mitad de los refugiados son niños". Quienes cruzan la frontera "llegan cansados y exhaustos tras haber caminado largas distancias y apenas llevan consigo unas pocas pertenencias", ha subrayado.

Las llegadas se están acelerando en los últimos días, a tenor de las cifras de ACNUR, que el miércoles dio un primer dato inicial de 7.000 nuevos refugiados etíopes en Sudán, en las regiones de Gadarif y Kassala.

"Nuestro personal está trabajando duro para apoyar a las personas cuando llegan pero las cifras de llegadas de refugiados están superando rápidamente nuestra capacidad en el terreno", ha reconocido ACNUR, advirtiendo de que "la situación está empeorando y hace falta urgentemente más apoyo".

El viernes, el portavoz de ACNUR, Babar Baloch, había advertido de que el centro de tránsito de Hamdayet, cuya capacidad es de 300 refugiados, ya albergaba a 6.000 y, dado que "las instalaciones de saneamiento son insuficientes, está teniendo un impacto en la higiene".

Ante el aumento de las llegadas, precisó, el Gobierno sudanés ya ha aprobado el establecimiento de un campo de refugiados en Um Rakuba, a 80 kilómetros de la frontera, que contará con una capacidad de hasta 20.000 personas y "se están identificando lugares adicionales". Las autoridades sudanesas ya dijeron la semana pasada que temen la llegada de hasta 200.000 etíopes.

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, anunció el pasado 5 de noviembre el inicio de una operación militar en Tigray en respuesta al ataque perpetrado por el TPLF, que gobierna esta región, contra una importante base del Ejército etíope. Desde entonces, se han registrado combates y bombardeos aéreos, sin que haya un balance claro de la situación en el terreno, ya que han quedado suspendidas las comunicaciones con esta región norteña.

Contador