Publicado 12/12/2020 10:16CET

Etiopía.- El CICR anuncia la llegada del primer convoy internacional de emergencia a la capital de Tigray

Refugiados etíopes en Sudán tras huir del conflicto en Tigray
Refugiados etíopes en Sudán tras huir del conflicto en Tigray - ACNUR/ARIANE MAXIANDEU

Amnistía pide atención humanitaria inmediata para los refugiados de los combates

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha anunciado este sábado la llegada del primer convoy internacional con medicamentos y socorros de urgencia a Mekelle, la capital de la región etíope de Tigray, en el norte del país, y escenario de la culminación de la operación militar contra los rebeldes del Frente Popular para la Liberación de Tigray (TFLP).

La operación se ha desarrollado en colaboración con las autoridades etíopes para legar a una localidad donde "las estructuras de salud están paralizadas desde que se quedaron sin medicamentos ni insumos básicos, como guantes para cirugía".

La falta de material y de combustible obligó a que el hospital de Ayder, el principal hospital de referencia para los 500.000 habitantes de la ciudad, cerrara la unidad de terapia intensiva y el quirófano para atender al "gran número de personas heridas en los enfrentamientos". También ha atendido con muchas dificultades las necesidades médicas crónicas y de rutina, como diabetes, diálisis y servicios de maternidad y partos.

"Médicos y enfermeros han tenido que tomar decisiones imposibles respecto de qué servicios mantener y qué servicios cortar, después de semanas sin recibir insumos, sin agua corriente ni electricidad", ha explicado el director regional del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para África, Patrick Yusef.

"Este envío de insumos médicos permitirá reabastecer las reservas, ayudar a los pacientes y reducir las difíciles de decisiones de triaje, es decir decisiones entre la vida o la muerte", ha añadido.

El convoy, formado por siete camiones de la Cruz Roja transporta medicamentos e insumos para atender a más de 400 pacientes con traumatismos, así como artículos para atender afecciones médicas crónicas y de rutina.

Este material será donados al hospital de Ayder, la Oficina de Salud Regional y la farmacia de la Cruz Roja Etíope en Mekelle, donde el equipo del CICR ha estado trabajando para conseguir combustible a fin de que el hospital pueda disponer de agua y mantener su generador en funcionamiento.

El Ministerio Federal de Salud también ha hecho entrega este sábado de insumos médicos a las estructuras sanitarias de la ciudad; material que "aportará una ayuda inmediata y vital a las personas que hoy no tienen acceso a la atención médica".

"Suponemos que muchas otras estructuras sanitarias de Tigray tienen las mismas dificultades que el hospital de Ayder y necesitan apoyo urgente", ha señalado el cooperante.

MANTAS, ROPA Y JABÓN

El convoy de la Cruz Roja también transportó mantas, lonas, utensilios de cocina, ropa, jabón y bidones que podrán ser distribuidos entre las personas obligadas a huir de sus hogares por los enfrentamientos, así como material para mejorar el acceso al agua y al saneamiento.

A la vez, hay equipos del CICR en el norte de Amhara y el oeste de Tigray, donde distribuyen socorros de urgencia a las familias desplazadas y evalúan las necesidades de ayuda humanitaria generadas por los enfrentamientos.

Hasta el momento, el CICR ha entregado medicamentos e insumos médicos a siete estructuras de salud en Amhara, que han recibido pacientes heridos en los enfrentamientos. Además de entregarles el material, el CICR trabaja junto con los hospitales para apoyar la rehabilitación física de largo plazo de las personas que sufrieron amputaciones a raíz de heridas causadas por armas.

El CICR depende del apoyo financiero de la comunidad internacional para prestar asistencia humanitaria en Etiopía. La organización ha establecido un presupuesto general de 27 millones de francos suizos para sus actividades en Etiopía, 10 millones de los cuales no han sido cubiertos.

AMNISTÍA PIDE AYUDA INMEDIATA A LOS REFUGIADOS

También este sábado, la ONG Amnistía Internacional ha pedido que las autoridades etíopes permitan la llegada de "ayuda humanitaria internacional sin restricciones llegue a los campos de refugiados en el estado de Tigray".

Amnistía Internacional también pide la protección de decenas de miles de refugiados eritreos en varios campamentos de Tigray, así como el acceso sin restricciones para los observadores de Derechos Humanos a medida que la situación de seguridad continúa deteriorándose.

"Estamos al borde de una crisis humanitaria en el norte de Etiopía, y las autoridades federales están empeorando la situación", ha declarado Deprose Muchena, director regional de Amnistía Internacional para África Oriental y Meridional.

"Hay que permitir el acceso de la ayuda humanitaria internacional y los observadores de Derechos Humanos, incluso a los campos de refugiados, para evitar más muertes y miseria. El Gobierno etíope también debe restablecer las comunicaciones telefónicas y por Internet en toda la región, para permitir la coordinación de la ayuda para ayudar a las personas que lo necesitan desesperadamente", ha declarado el activista.

Se estima que hay 96.000 refugiados de Eritrea alojados en la región de Tigray, y Amnistía Internacional ha confirmado que miles de refugiados eritreos han huido de esos campos y han llegado a la ciudad de Gondar en la región de Amhara, así como a la capital de Etiopía, Adís Abeba.

Por último, Muchena ha condenado los "aborrecibles" asesinatos de cuatro cooperantes en la zona desde el inicio del conflicto. "Los trabajadores humanitarios deben ser respetados y protegidos por todas las partes en el conflicto, como exige el derecho Internacional humanitario".

"Atacar deliberadamente a quienes brindan asistencia humanitaria puede constituir un crimen de guerra", ha recordado Muchena, quien ha instado a las autoridades etíopes a que ordenen sus fuerzas que dejen de atacar a los cooperantes - y las instalaciones en las que trabajan - mientras llevan a cabo su acción militar en la región".