Publicado 28/05/2021 12:09CET

Etiopía.- El CICR envía herramientas y suministros agrícolas para Tigray ante el inicio de la temporada de cultivo

Archivo - Desplazados y refugiados por el conflicto en Tigray (Etiopía)
Archivo - Desplazados y refugiados por el conflicto en Tigray (Etiopía) - BYRON SMITH / GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) está planificando la llegada inmediata de aperos de labranza y fertilizante para los agricultores de la región etíope de Tigray a pocas semanas del comienzo de una temporada de cultivos que va emergiendo como la última esperanza para salvar del hambre a una población asolada por meses de conflicto y pandemia.

A tal efecto, el CICR está distribuyendo, en asociación con la Cruz Roja Etíope, y dos variedades de fertilizantes a 16.000 familias que han decidido permanecer en la región de Tigray a pesar de los gravísimos enfrentamientos que estallaron en noviembre entre el Ejército etíope y los rebeldes del Frente de Liberación Popular de Tigray (TFLP).

La directora del programa de Seguridad Económica del CICR en Etiopía, Amila Suriyarathne, ha indicado que los combates han deteriorado la ya de por sí precaria situación de las comunidades agrícolas de la región, donde solo se come dos veces al día.

La violencia armada ha disuelto prácticamente el sistema de cooperativas, vital para la concesión de créditos, herramientas y fertilizante, en un momento especialmente crítico porque se han convertido en una de las últimas tablas de salvación para casi un millón de desplazados por el conflicto.

El CICR teme que, de proseguir esta tendencia, las familias de las comunidades agrícolas solo terminen comiendo una vez al día y que el ciclo de cultivos se vea definitivamente interrumpido, con catastróficas consecuencias no solo para este año, sino también para 2022.

Malaika Van Klinken, líder de las operaciones del Equipo de Seguridad Económica del CICR, ha apuntado la entrega de 100 kilos de fertilizantes por familia y 15 kilos de semillas de cereales de sorgo y teff adicionales.

"La gente está preparada", ha valorado Van Klinken, quien ha recordado que el trauma de la hambruna de la década de los 80 ha dejado una profunda herida psicológica en la gente. "Están tratando de evitar que se repita esta situación: ya están plantando las semillas de sorgo y las de teff comenzarán en junio", ha explicado.

Contador