Publicado 24/03/2021 16:05CET

Etiopía.- La comisión de DDHH de Etiopía acusa a soldados de Eritrea de la matanza de más de cien civiles en Axum

Archivo - Refugiados de la región etíope de Tigray.
Archivo - Refugiados de la región etíope de Tigray. - BYRON SMITH / GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Derechos Humanos de Etiopía (EHRC) ha acusado este miércoles a soldados de Eritrea de estar detrás de la matanza de más de cien civiles en la ciudad de Axum, en el marco de la ofensiva lanzada en noviembre por el Ejército etíope contra el Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF) en la región de Tigray, situada en el norte del país.

El organismo ha resaltado en su informe preliminar que entre enero y febrero recibió informaciones sobre abusos de los Derechos Humanos en zonas de Tigray, tras lo que logró enviar una misión de investigación entre el 27 de febrero y el 5 de marzo.

"Los intentos previos de la EHRC de acceder a la ciudad fueron impedidos por la situación de seguridad y problemas relacionados", ha señalado, antes de desvelar que habló con supervivientes, 45 familiares de víctimas, testigos y líderes religiosos en el marco de sus pesquisas.

Así, ha manifestado que "la misión obtuvo además pruebas materiales, incluidos vídeos, audios y fotografías, por parte de familiares de las víctimas y autoridades relevantes", antes de recalcar que sus conclusiones apuntan a "graves violaciones de los Derechos Humanos".

El organismo ha resaltado que sus informaciones apuntan al asesinato de más de cien personas en Axum, que aún están siendo identificadas, y ha apuntado que su informe no incluye las investigaciones sobre acusaciones de violencia de género y otras violaciones de los Derechos Humanos.

El documento recoge que tropas etíopes y eritreas entraron en la ciudad el 19 de noviembre de 2020 y ha añadido que testigos han apuntado que soldados de ambos países "saquearon hospitales" y que militares eritreos mataron a tiros a un hombre ingresado en emergencias.

En esta línea, ha recogido que "muchas personas murieron por la falta de tratamiento adecuado" a causa del saqueo de medicinas y ha agregado que, si bien el Ejército etíope se retiró de Axum el 25 de noviembre, dos días después entró en la ciudad "un gran número de soldados eritreos", que tomaron posiciones en la ciudad.

Por ello, ha pedido a las autoridades etíopes que "faciliten y creen el clima adecuado y la cooperación total para una investigación" reclamada por el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

La EHCR ha solicitado además "iniciar y fortalecer los esfuerzos de rehabilitación y entrega de ayuda humanitaria a las familias de las víctimas", con especial atención a los centros de salud, al tiempo que ha pedido "el fin inmediato" de las "medidas desproporcionadas" por parte de las fuerzas de seguridad.

ACUSACIONES DE AMNISTÍA

La organización no gubernamental Amnistía Internacional denunció en febrero la masacre de más de 200 civiles a manos de tropas eritreas en Axum y resaltó que durante el 28 y el 29 de noviembre de 2020, "militares eritreos" perfectamente identificables "mataron deliberadamente a tiros a civiles en plena calle, y llevaron a cabo registros casa por casa mientras asesinaban a hombres y jóvenes".

La matanza habría sido ejecutada como represalia contra un ataque realizado el día anterior por combatientes afines al TPLF sobre una posición eritrea en las inmediaciones de la ciudad y en la que supuestamente los residentes de Axum habrían proporcionado auxilio a los asaltantes rebeldes.

Amnistía denunció la masacre como la culminación de diez días de una campaña contra la localidad constitutiva en su conjunto de crímenes de guerra y contra la Humanidad y exigió la rendición inmediata de responsabilidades por parte de las fuerzas implicadas, si bien Asmara negó todo papel en lo sucedido.

El informe de la EHCR ha sido publicado un día después de que el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, reconociera por primera vez la entrada de fuerzas eritreas para apoyar al Ejército etíope en la ofensiva contra el TPLF, al tiempo que afirmó que ha hablado con las autoridades de Asmara sobre las acusaciones contra sus soldados, sin dar más detalles.

El TPLF ha denunciado en varias ocasiones la presencia de tropas eritreas en la región, en apoyo a las fuerzas gubernamentales, algo negado desde Adís Abeba y Asmara. Sin embargo, tanto la Unión Europea (UE) como Estados Unidos han pedido su retirada, si bien Eritrea ha defendido en todo momento que no envió tropas al país vecino.

La ofensiva arrancó el 4 de noviembre por orden del primer ministro en respuesta a un ataque del TPLF --que entonces gobernaba en Tigray-- contra una base del Ejército en la capital regional, Mekelle, que se saldó con la muerte de un importante número de militares etíopes.

Contador