Publicado 11/10/2021 10:23CET

Etiopía.- El conflicto con el TPLF en Tigray aplaza las conversaciones sobre la presa de Etiopía, según Sudán del Sur

Archivo - Vista general de la Presa del Gran Renacimiento, construida por Etiopía en el río Nilo Azul
Archivo - Vista general de la Presa del Gran Renacimiento, construida por Etiopía en el río Nilo Azul - Yirga Mengistu/Adwa Pictures Plc / DPA - Archivo

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, ha asegurado que Etiopía habría reiniciado en octubre las conversaciones con Egipto y Sudán sobre la presa que construye en el río Nilo Azul de no ser por el conflicto abierto en la región de Tigray (norte) con el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF).

"El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, me prometió que iniciaría este mes las negociaciones sobre la Gran Presa del Renacimiento, pero no ha tenido lugar por la guerra contra el TPLF", ha dicho Kiir, quien ejerce labores de mediación en este conflicto diplomático.

Kiir, quien se reunió el domingo con su homólogo egipcio, Abdelfatá al Sisi, ha destacado que Abiy, quien la semana pasada juró el cargo para un segundo mandato tras su victoria en las elecciones de junio, no se encuentra en buena posición para hacer avanzar el proceso.

Por su parte, Al Sisi ha hecho hincapié en la necesidad de lograr "un acuerdo vinculante" en torno a la presa y ha defendido que ello "incrementará la estabilidad para todos en la región y abrirá nuevas vías de cooperación entre los países de la cuenca del Nilo", según ha recogido el diario egipcio 'Al Ahram'.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas instó en septiembre a Egipto, Etiopía y Sudán a "reanudar las negociaciones" sobre la presa, que ha desatado las protestas de El Cairo y Jartum al entender que podría comportar graves efectos sobre su economía.

Los gobiernos de Egipto, Etiopía y Sudán alcanzaron en enero de 2020 un principio de acuerdo sobre los principales puntos de disputa en torno a la construcción de la presa y se comprometieron a firmar el documento final a finales de febrero, si bien Adís Abeba abandonó las conversaciones antes de firmar el acuerdo, algo que sólo hizo El Cairo.

Etiopía, que está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente, rechaza estas acusaciones. Las obras están siendo llevadas a cabo precisamente en la región de Benishangul-Gumaz y, una vez finalizadas, la presa será la más grande del continente.

Contador