Publicado 23/08/2021 19:32CET

Etiopía.- EEUU impone sanciones al jefe de las Fuerzas Armadas de Eritrea por su intervención en Etiopía

Desplazados en Tigray (Etiopía)
Desplazados en Tigray (Etiopía) - JEMAL COUNTESS/GETTY IMAGES

Washington asegura que "los militares del Ejército de Etiopía han violado, torturado y ejecutado a civiles en Etiopía"

MADRID, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha anunciado este lunes la imposición de sanciones contra el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Eritrea, el general Filipos Woldeyohannes, por la intervención de soldados eritreos en el conflicto de Tigray, en la vecina Etiopía.

Las sanciones suponen el bloqueo de los bienes de Woldeyohannes porque era "un líder o responsable de una entidad implicada en graves abusos de los Derechos Humanos", ha explicado Washington en un comunicado.

Eritrea ha salido ya al paso de las acusaciones, que ha tachado de "absolutamente infundadas" y de "chantaje", según un comunicado del Ministerio de Información eritreo.

"El Departamento del Tesoro Seguirá tomando medidas contra quienes participen en graves violaciones de Derechos Humanos en todo el mundo, incluida la región de Tigray de Etiopía", ha afirmado este lunes la directora de la Oficina de Control de Activos Extranjeros, Andrea M. Gacki.

El Departamento de Estado norteamericano se ha hecho eco de las sanciones y ha explicado que "bajo el mando de Filipos, los militares del Ejército de Etiopía han violado, torturado y ejecutado a civiles en Etiopía".

"Los desplazados internos han descrito un intento sistemático del Ejército eritreo de infligir el máximo daño posible a la población de etnia tigray. Las tropas eritreas han desplazado a civiles y saqueado negocios. Los desplazados hablan de una estrategia de 'tierra quemada' que buscaba impedir que los civiles regresaran a sus hogares", ha apuntado Washington.

Estados Unidos ya impuso en mayo restricciones a los visados y sanciones económicas a autoridades civiles y militares de Etiopía y Eritrea.

En respuesta, el Gobierno eritreo ha rechazado estas acusaciones. "No es la primera vez que la Administración de Estados Unidos lanza este tipo de campañas de difamación infundadas contra Eritrea" basadas en "desinformación infundada de medios de comunicación".

La ofensiva del Ejército etíope contra el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) arrancó el 4 de noviembre por orden del primer ministro en respuesta a un ataque del TPLF contra una base del Ejército en la capital regional, Mekelle, que se saldó con la muerte de un importante número de militares etíopes.

Tras ello, las fuerzas etíopes, que contaron con el apoyo de tropas eritreas y las fuerzas especiales de Amhara, lograron tomar Mekelle e imponer una autoridad interna, si bien finalmente han terminado cediendo terreno, lo que llevó a Etiopía a anunciar el alto el fuego aduciendo razones humanitarias.

Contador