Publicado 10/06/2020 20:29CET

Etiopía/Egipto.- Egipto pide a Etiopía que no haya "acciones unilaterales" en el llenado de la presa en el Nilo Azul

Etiopía/Egipto.- Egipto muestra su disposición a reiniciar conversaciones "const
Etiopía/Egipto.- Egipto muestra su disposición a reiniciar conversaciones "const - Bernd von Jutrczenka/dpa - Archivo

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Egipto ha pedido este miércoles a Etiopía que no adopte ninguna "acción unilateral" relativa al inicio del llenado de la presa que construye en el río Nilo Azul hasta que haya un acuerdo trilateral, tras el reinicio de los contactos, suspendidos en febrero.

El Ministerio de Irrigación y Recursos Hídricos egipcio ha reclamado lograr un acuerdo sobre el llenado y las operaciones de la presa antes del 13 de junio y ha insistido en que el marco de referencia deben de ser las conversaciones mantenidas previamente con la mediación de Estados Unidos y el Banco Mundial.

Las citadas conversaciones entre Etiopía, Egipto y Sudán derivaron en un principio de acuerdo el 21 de febrero, si bien Egipto es el único país que lo ha firmado, mientras que Etiopía se retiró de la mesa de conversaciones, lo que congeló los avances logrados hasta entonces.

En este sentido, El Cairo ha pedido que los observadores en las nuevas conversaciones, reiniciadas el lunes por videoconferencia, entre los que figuran Estados Unidos y la Unión Europea (UE), actúen como "facilitadores", tal y como ha recogido el diario egipcio 'Al Ahram'.

"Es difícil describir la reunión como positivo o como una que haya logrado resultados sustanciales, ya que se centró en asuntos de procedimientos relativos al calendario de reuniones y el papel y número de observadores", ha detallado el Ministerio egipcio.

Sin embargo, ha hecho hincapié en que los contactos reflejan la voluntad de Etiopía de "reabrir las discusiones sobre todos los asuntos", después de que el Ejecutivo sudanés apuntara que los nuevos contactos habían sido positivos.

El primer ministro de Etiopía aseguró el 1 de abril que las autoridades iniciarán el proceso de llenado de la presa durante la próxima temporada de lluvias, tras lo que El Cairo subrayó que Adís Abeba no podía hacer eso "bajo ninguna circunstancia".

EL ACUERDO DE ENERO

Los gobiernos de Egipto, Etiopía y Sudán alcanzaron el 31 de enero un principio de acuerdo sobre los principales puntos de disputa en torno a la construcción de la presa y se comprometieron a firmar el documento final a finales de febrero.

Egipto y Etiopía están enfrentados por la construcción de la presa, un proyecto hidroeléctrico que El Cairo teme que reduzca el agua que llega a sus campos y presas desde Etiopía a través de Sudán.

Etiopía, que está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente, rechaza estas acusaciones. Sudán, por su parte, apoya la presa, ya que regulará los flujos y suministrará electricidad y regadío.

Las obras están siendo llevadas a cabo en la región de Benishangul-Gumaz y, una vez finalizadas, la presa será la más grande del continente con 1.800 metros de largo, 155 metros de alto y un volumen total de 10,4 millones de metros cúbicos, según recoge la empresa Salini Impreglio en su página web.