Etiopía/Egipto.- Etiopía acepta la mediación de EEUU en torno a la disputa con Egipto por la construcción de una presa

Publicado 31/10/2019 21:11:25CET

MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Etiopía ha anunciado este jueves que acepta la mediación de Estados Unidos en su disputa con Egipto en torno a la construcción de una presa y que participará en un encuentro que se celebrará la semana que viene en el país norteamericano.

El portavoz del Ministerio de Exteriores etíope, Nebiat Getachew, ha resaltado que Adís Abeba ha aceptado la invitación al encuentro, en el que participarán los titulares de Exteriores de Etiopía, Egipto y Sudán, según la cadena de televisión local Fana.

El ministro de Exteriores egipcio, Samé Shukri, aseguró el martes que el encuentro tendría lugar el 6 de noviembre en Washington con el objetivo de abordar las disputas en torno a la construcción de una presa en el río Nilo por parte de las autoridades de Adís Abeba.

Así, dijo que la voluntad de Egipto es "cooperar" y "resolver todos los problemas a través de canales diplomáticos". "Propusimos la idea de un mediador como prueba de nuestras buenas intenciones", argumentó.

El presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi, y el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, pactaron el 24 de octubre el reinicio de los trabajos del comité técnico que dirime su disputa en torno a la construcción de la presa del Gran Renacimiento.

Posteriormente, Al Sisi manifestó que El Cairo reconoce el derecho de Etiopía a lograr su desarrollo, si bien matizó que esto no debe lograrse a expensas de los derechos históricos de Egipto sobre las aguas del río Nilo.

Egipto y Etiopía están enfrentados por la construcción de la presa --conocida popularmente como GERD--, un proyecto hidroeléctrico que El Cairo teme que reduzca el agua que llega a sus campos y presas desde Etiopía a través de Sudán.

Etiopía, que está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente, rechaza estas acusaciones. Sudán, por su parte, apoya la presa ya que regulará los flujos y suministrará electricidad y regadío.

Las conversaciones entre los tres gobiernos llevan meses bloqueadas por el desacuerdo sobre la redacción de un estudio sobre el impacto medioambiental de la presa.

Las tensiones por el uso del río más largo del mundo han ido en aumento entre Egipto y Etiopía, aumentando el temor de que las disputas puedan terminar degenerando en un conflicto, algo que parece descartado tras los últimos contactos bilaterales y multilaterales.

Para leer más