Publicado 16/06/2020 20:39CET

Etiopía/Egipto.- Etiopía acusa a Egipto de obstaculizar las negociaciones a tres bandas sobre la presa en el Nilo Azul

Etiopía/Egipto.- Etiopía acusa a Egipto de obstaculizar las negociaciones a tres
Etiopía/Egipto.- Etiopía acusa a Egipto de obstaculizar las negociaciones a tres - Gioia Forster/dpa - Archivo

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Etiopía ha acusado este martes a Egipto de obstaculizar las negociaciones a tres bandas, en las que también participa Sudán, sobre la presa que construye Adís Abeba en el Nilo Azul, en un nuevo cruce de acusaciones entre ambos países.

El ministro de Exteriores etíope, Gedu Andargachew, ha criticado la postura "obstinada" de El Cairo en las conversaciones y ha indicado que "el deseo y posición de Egipto es únicamente desafiar las negociaciones", según ha informado la cadena de televisión etíope Fana.

"En las conversaciones quieren obtener todo lo que piden pero no dar nada", ha señalado, antes de rechazar la postura de El Cairo sobre la imposibilidad de que Etiopía inicie el llenado de la presa a menos que haya un acuerdo tripartito.

Las palabras de Gedu han llegado un día después de que su homólogo egipcio, Samé Shukri, dijera que El Cairo buscará "otras opciones", incluida la de acudir ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en caso de que las conversaciones con Etiopía no se salden con un acuerdo.

"La última ronda de negociaciones no dará resultados positivos mientras Etiopía se mantenga intransigente, en cuyo caso Egipto tendrá que sopesar otras opciones", señaló, en el marco de la nueva ronda de contactos a tres bandas, retomados la semana pasada después de que Adís Abeba abandonara en febrero las conversaciones mediadas por Estados Unidos y el Banco Mundial.

Las citadas conversaciones entre Etiopía, Egipto y Sudán derivaron en un principio de acuerdo el 21 de febrero, si bien Egipto es el único país que lo ha firmado, mientras que Etiopía se retiró de la mesa de conversaciones, lo que congeló los avances logrados hasta entonces.

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, aseguró el 1 de abril que las autoridades iniciarán el proceso de llenado de la presa durante la próxima temporada de lluvias, tras lo que El Cairo subrayó que Adís Abeba no podía hacer eso "bajo ninguna circunstancia".

EL ACUERDO DE ENERO

Los gobiernos de Egipto, Etiopía y Sudán alcanzaron el 31 de enero un principio de acuerdo sobre los principales puntos de disputa en torno a la construcción de la presa y se comprometieron a firmar el documento final a finales de febrero.

Egipto y Etiopía están enfrentados por la construcción de la presa, un proyecto hidroeléctrico que El Cairo teme que reduzca el agua que llega a sus campos y presas desde Etiopía a través de Sudán.

Etiopía, que está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente, rechaza estas acusaciones. Sudán, por su parte, apoya la presa, ya que regulará los flujos y suministrará electricidad y regadío.

Las obras están siendo llevadas a cabo en la región de Benishangul-Gumaz y, una vez finalizadas, la presa será la más grande del continente con 1.800 metros de largo, 155 metros de alto y un volumen total de 10,4 millones de metros cúbicos, según recoge la empresa Salini Impreglio en su página web.