Publicado 04/08/2020 23:31CET

Etiopía/Egipto.- Etiopía, Egipto y Sudán aplazan a la semana que viene sus contactos por la presa en el Nilo Azul

Etiopía/Egipto.- Etiopía, Egipto y Sudán aplazan a la semana que viene sus conta
Etiopía/Egipto.- Etiopía, Egipto y Sudán aplazan a la semana que viene sus conta - Gioia Forster/dpa - Archivo

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de Etiopía, Egipto y Sudán han acordado este martes aplazar a la semana que viene sus contactos por la presa que construye Adís Abeba en el río Nilo Azul, un proceso mediado por la Unión Africana (UA) que ha sufrido numerosos altibajos en los últimos meses.

El ministro de Irrigación etíope, Seleshi Bekele, ha destacado que ha habido progresos en los contactos y ha reiterado el compromiso del país con lograr un acuerdo beneficioso para todas las partes, ante los temores de El Cairo y Jartum sobre una reducción del caudal del río por la obra.

Los contactos, que se están celebrando en estas últimas etapas a través de videoconferencia a causa de la pandemia de coronavirus, han quedado aplazados hasta el 10 de agosto, después de que Egipto y Sudán hayan pedido tiempo para analizar la última propuesta presentada por Etiopía.

Así, Seleshi ha destacado que las negociaciones continuarán durante las próximas semanas a través de contactos ministeriales y a través de los grupos de trabajo, tal y como ha recogido la cadena de televisión etíope Fana.

El anuncio ha llegado después de que el ministro de Irrigación de Sudán, Yaser Abbas, recalcara que era necesario que esta ronda de negociaciones "sea decisiva" e hiciera hincapié en la necesidad de una "agenda específica" para las próximas dos semanas de contactos.

Por otra parte, pidió a los países observadores que ejerzan un papel más activo para reducir las diferencias entre las partes de cara a lograr un acuerdo "vinculante" y definitivo para solucionar el contencioso, tal y como ha recogido la agencia estatal sudanesa, SUNA.

Abbas criticó además las "acciones unilaterales" por parte de Etiopía, que confirmó recientemente que había concluido el llenado del embalse de la presa, y resaltó que esto "genera preocupaciones sobre una repetición de movimientos similares en el futuro".

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, destacó el 22 de julio que las autoridades habían llevado a cabo el llenado de la presa "sin dañar a nadie". "La presa beneficiará a los países río a bajo en lugar de causarles daño", arguyó.

Los tres países coincidieron el 26 de junio en evitar cualquier acción "unilateral" sobre la presa, incluido el llenado de su embalse, hasta que no haya un acuerdo "vinculante" entre los tres, tras el principio de acuerdo del 31 de enero, que no llegó a ser firmado.

Etiopía está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente. Sudán, por su parte, apoya la presa, ya que regulará los flujos y suministrará electricidad y regadío.

Las obras están siendo llevadas a cabo en la región de Benishangul-Gumaz y, una vez finalizadas, la presa será la más grande del continente con 1.800 metros de largo, 155 metros de alto y un volumen total de 10,4 millones de metros cúbicos, según recoge la empresa Salini Impreglio en su página web.