Publicado 26/10/2020 12:55CET

Etiopía/Egipto.- Etiopía, Egipto y Sudán retomarán este martes las conversaciones sobre la presa en el río Nilo Azul

Etiopía/Egipto.- Etiopía, Egipto y Sudán retomarán este martes las conversacione
Etiopía/Egipto.- Etiopía, Egipto y Sudán retomarán este martes las conversacione - Gioia Forster/dpa - Archivo

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de Etiopía, Egipto y Sudán reiniciarán este martes las conversaciones en torno a la presa que construye Adís Abeba en el río Nilo Azul, según ha anunciado este lunes el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, quien en estos momentos es además presidente de la Unión Africana (UA).

La Presidencia sudafricana ha indicado en un comunicado que las conversaciones tendrán lugar "tras extensas consultas" con las partes implicadas, tras siete semanas sin contactos entre ellas y ante un repunte de las tensiones después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, dijera que Egipto podría "volar" la presa.

"Ramaphosa aplaude el compromiso de las partes para continuar unas negociaciones guiadas por el espíritu de cooperación, buena voluntad y compromiso, de cara a lograr un acuerdo mutuamente aceptable", ha señalado la Presidencia en el documento, publicado en su página web.

En este sentido, el mandatario sudafricano ha hecho hincapié en que el reinicio de las conversaciones "es una muestra de la firme voluntad política y el compromiso de los líderes de las tres partes implicadas en las negociaciones para lograr una solución pacífica y amistosa del asunto".

"Es una reafirmación de la confianza que tienen las partes en un proceso de negociaciones africano, en línea con la máxima panafricana de soluciones africanas para soluciones africanas, uno de los pilares de la UA", ha sostenido.

"Sin ninguna duda, la conclusión exitosa de las negociaciones sobre la Presa del Gran Renacimiento potenciarán y acelerarán la integración regional, mientras impulsa la cooperación y el desarrollo sostenible, para beneficio de África en su conjunto", ha remachado.

La reunión tendrá lugar después de las polémicas declaraciones de Trump, quien criticó el viernes a Etiopía por retirarse del acuerdo pactado en febrero antes de su firma, durante una conversación telefónica con el primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, retransmitida en el Despacho Oval sobre el anuncio del acuerdo de relaciones diplomáticas entre Sudán e Israel.

Trump cargó contra Adís Abeba y recalcó que "el acuerdo estaba cerrado". "No pueden hacer eso. Es una situación muy peligrosa porque Egipto no puede vivir de esa forma. Terminarán por volar esa presa. Lo digo claro, volarán esa presa", zanjó.

En respuesta, el Gobierno etíope denunció el sábado "las amenazas beligerantes", sin mencionar al mandatario estadounidense. "Aún abundan las declaraciones ocasionales de amenazas beligerantes de que Etiopía sucumba a términos injustos. Estas amenazas y afrentas a la soberanía etíope son violaciones equivocadas, improductivas y claras del derecho internacional", apuntó.

EL PRINCIPIO DE ACUERDO

Los gobiernos de Egipto, Etiopía y Sudán alcanzaron el 31 de enero un principio de acuerdo sobre los principales puntos de disputa en torno a la construcción de la presa y se comprometieron a firmar el documento final a finales de febrero, si bien Adís Abeba abandonó posteriormente las conversaciones antes de firmar el acuerdo, algo que sólo hizo El Cairo.

Así, las partes habían pactado un calendario para el plan de llenado de la conocida como Presa del Gran Renacimiento, un mecanismo de mitigación para el mismo durante los periodos de sequía y otro mecanismo de mitigación para las operaciones durante épocas de sequía.

El pacto incluía un mecanismo para las operaciones anuales y a largo plazo de la presa en condiciones hidrológicas normales, un mecanismo de coordinación y cláusulas para la resolución de disputas y la puesta en común de información.

Posteriormente, los tres países coincidieron el 26 de junio en evitar cualquier acción "unilateral" sobre la presa, incluido el llenado de su embalse, hasta que no haya un acuerdo "vinculante" entre los tres, si bien Etiopía anunció en julio el inicio del proceso de llenado.

Etiopía, que está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente, rechaza estas acusaciones. Sudán, por su parte, apoya la presa, ya que regulará los flujos y suministrará electricidad y regadío.

Las obras están siendo llevadas a cabo en la región de Benishangul-Gumaz y, una vez finalizadas, la presa será la más grande del continente con 1.800 metros de largo, 155 metros de alto y un volumen total de 10,4 millones de metros cúbicos, según recoge la empresa Salini Impreglio en su página web.