Publicado 17/03/2021 13:18CET

Etiopía/Egipto.- Etiopía rechaza la última petición de mediación internacional de Sudán sobre su presa en el Nilo Azul

Archivo - La Presa del Gran Renacimiento que construye Etiopía en el Nilo Azul
Archivo - La Presa del Gran Renacimiento que construye Etiopía en el Nilo Azul - Gioia Forster/dpa - Archivo

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Etiopía ha rechazado la petición formulada por Sudán a Naciones Unidas, la Unión Europea (UE), la Unión Africana (UA) y Estados Unidos para que ejerzan tareas de mediación en la disputa con Adís Abeba por su construcción de una presa en el río Nilo Azul.

El portavoz del Ministerio de Exteriores etíope, Dina Mufti, ha indicado que el titular de la cartera, Demeke Mekonnen, ha defendido la necesidad de "reiniciar el diálogo" para "alcanzar soluciones amistosas", si bien ha incidido en la negativa de Adís Abeba a la propuesta.

"Demeke ha subrayado que los países pueden solucionar el país a través del diálogo utilizando los mecanismos existentes", ha dicho Dina durante una rueda de prensa en la que ha dado detalles sobre una reciente conversación entre el ministro de Exteriores y su homólogo finlandés, Pekka Havisto.

Asimismo, el propio Demeke, quien es además vice primer ministro de Etiopía, ha defendido que completar la construcción de la presa en el Nilo Azul es una manera de garantizar la soberanía nacional, según ha informado la cadena de televisión etíope Fana.

Demeke, quien ocupa además el cargo de presidente del Consejo Nacional sobre la Construcción de la Gran Presa del Renacimiento, ha manifestado que "desarrollar el río Avay y completar la presa van más allá de trabajar para la generación futura".

La petición de Sudán fue formulada por su primer ministro, Abdalá Hamdok, tras su reciente visita a El Cairo, donde mantuvo diversas reuniones para abordar la situación. El Gobierno egipcio se ha mostrado muy crítico con la postura de Adís Abeba y ha advertido de que no tolerará que la presa afecte a sus recursos hídricos.

Los últimos contactos entre las delegaciones de los tres países se cerraron el 10 de enero sin acuerdo y en medio de las enérgicas protestas de Sudán, que pide una mayor implicación de la UA ante la falta de avances en el proceso de conversaciones.

Los gobiernos de Egipto, Etiopía y Sudán alcanzaron en enero de 2020 un principio de acuerdo sobre los principales puntos de disputa en torno a la construcción de la presa y se comprometieron a firmar el documento final a finales de febrero, si bien Adís Abeba abandonó las conversaciones antes de firmar el acuerdo, algo que sólo hizo El Cairo.

Posteriormente, los tres países coincidieron en junio en evitar cualquier acción "unilateral" sobre la presa, incluido el llenado de su embalse, hasta que no haya un acuerdo "vinculante" entre los tres, si bien Etiopía anunció en julio el inicio del proceso de llenado entre las críticas de Egipto y Sudán.

Etiopía, que está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente, rechaza estas acusaciones. Las obras están siendo llevadas a cabo en la región de Benishangul-Gumaz y, una vez finalizadas, la presa será la más grande del continente.

Contador