Publicado 08/02/2021 10:48CET

Etiopía/Egipto.-Sudán apuesta por un papel mediador de la ONU en los contactos sobre la presa de Etiopía en el Nilo Azul

Vista general de la Presa del Gran Renacimiento, construida por Etiopía en el río Nilo Azul
Vista general de la Presa del Gran Renacimiento, construida por Etiopía en el río Nilo Azul - Yirga Mengistu/Adwa Pictures Plc / DPA - Archivo

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Sudán ha apostado por un papel de mediación de Naciones Unidas en las conversaciones trilaterales junto a Etiopía y Egipto en torno a la presa que construye Adís Abeba en el río Nilo Azul, ante la falta de avances en los contactos, actualmente supervisados por la Unión Africana (UA).

El ministro de Irrigación sudanés, Yaser Abbas, ha presentado la propuesta al ministro de Exteriores de Finlandia, Pekka Haavisto, durante su visita al país africano y ha recalcado que la presa debería ser un punto de cooperación regional que beneficie a los afectados.

Así, ha manifestado que Jartum apoya la construcción de la presa y el derecho al desarrollo de Etiopía, si bien ha hecho hincapié en que la obra no debe afectar negativamente a Sudán, lo que debe quedar ratificado en un acuerdo, según ha recogido la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

Abbas ha incidido además en el peligro que podría suponer que Adís Abeba proceda a un segundo llenado de la presa de forma unilateral en julio por su impacto sobre la presa de Rossaires y las personas que viven en el cauce del Nilo Azul.

El Gobierno de Egipto pidió recientemente "conversaciones productivas" en torno a la presa y destacó la necesidad de un "compromiso" por parte de Adís Abeba para resolver las disputas. Previamente, el ministro de Exteriores egipcio, Samé Sukri, apostó por lograr "lo antes posible" un "acuerdo legalmente vinculante" sobre el llenado y las operaciones de la presa.

Los gobiernos de Egipto, Etiopía y Sudán alcanzaron en enero de 2020 un principio de acuerdo sobre los principales puntos de disputa en torno a la construcción de la presa y se comprometieron a firmar el documento final a finales de febrero, si bien Adís Abeba abandonó las conversaciones antes de firmar el acuerdo, algo que sólo hizo El Cairo.

Posteriormente, los tres países coincidieron el 26 de junio en evitar cualquier acción "unilateral" sobre la presa, incluido el llenado de su embalse, hasta que no haya un acuerdo "vinculante" entre los tres, si bien Etiopía anunció en julio el inicio del proceso de llenado entre las críticas de Egipto y Sudán.

Etiopía, que está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente, rechaza estas acusaciones. Las obras están siendo llevadas a cabo en la región de Benishangul-Gumaz y, una vez finalizadas, la presa será la más grande del continente.