Publicado 28/11/2020 16:01CET

Etiopía.- El Ejército etíope comienza su asalto final sobre la capital de la región de Tigray

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed
El primer ministro etíope, Abiy Ahmed - MICHAEL TEWELDE / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ejército etíope ha comenzado este sábado su asalto definitivo contra la ciudad de Mekelle, el bastión del Frente de Liberación Popular de Tigray (TFLP) y capital de la región de la que toma el nombre este grupo que, desde hace tres semanas, protagoniza en el norte del país un cruento conflicto armado con las autoridades que ha desplazado a decenas de miles de personas.

Precisamente el líder del TPLF, Debretsion Gebremicharl, ha confirmado el inicio de la ofensiva del Gobierno, ratificada a su vez por dos destacados responsables de Naciones Unidas bajo condición de anonimato.

Los ataques han comenzado con fuego de artillería sin que por el momento se haya precisado qué objetivos han sido alcanzados o se haya dado a conocer un balance provisional de víctimas, aunque fuentes del grupo han indicado a la cadena panárabe Al Yazira que el Ejército etíope parece estar concentrando sus primeros ataques en el norte de la ciudad.

La operación fue anunciada el jueves por el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, en lo que describió como el inicio de la fase "final" de la ofensiva, al tiempo que emplazó a la población local a alejarse de los objetivos militares.

"El periodo final de 72 horas concedido al criminal TPLF para que se rinda pacíficamente ha terminado ahora y la campaña de nuestras fuerzas de seguridad ha llegado a su fase final", afirmó el primer ministro etíope, en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter.

Abiy aseguró que "miles de milicianos y miembros de las fuerzas especiales de Tigray se han rendido tras el ultimátum de 72 horas" y ha recalcado que la operación tendrá como objetivo los milicianos que no han depuesto las armas.

Más de 41.000 etíopes han cruzado la frontera con Sudán para escapar del conflicto, entre ellos 18.000 niños, según ACNUR, que precisa que el 57 por ciento de quienes huyen son hombres. La agencia de la ONU ya se está preparando para asistir a hasta 215.000 refugiados etíopes en los próximos seis meses.