Publicado 09/02/2021 12:29CET

Etiopía.- Eritrea rechaza las críticas de la UE y pide al bloque que "revise sus políticas" en Etiopía

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Eritrea ha criticado este martes a la Unión Europea (UE) por su reciente llamamiento a favor de la retirada de las tropas eritreas desplegadas en Etiopía, algo que Asmara dice que es falso, y ha pedido al bloque que "revise sus políticas" hacia el país africano.

El ministro de Información eritreo, Yemane Meskel, ha dicho que el comunicado publicado el lunes por la UE sobre la crisis en la región etíope de Tigray (norte) es "espantoso" por "las cuestiones fundamentales que pasa por alto" y ha descrito como "curioso y bastante extraño" que lo emitiera poco antes de que la misión que envió a la región emita su informe.

"El comunicado de la UE lamenta 'la exacerbación de la violencia étnica' mientras olvida de forma conveniente la política tóxica de institucionalización y polarización étnica de la ahora extinta banda del Frente para la Liberación Popular de Tigray (TPLF) durante décadas en el país y la violencia perenne y caos que supuso", ha argumentado.

Asimismo, ha dicho que "la banda del TPLF siguió ocupando, incluso después del histórico acuerdo de paz de Asmara de 2018 territorios soberanos eritreos, en flagrante violación del Derecho Internacional y del acuerdo de paz de Argelia, que tanto la UE como otras potencias mediaron y garantizaron".

"En todos estos casos, la UE obvió sus obligaciones morales y siguió enviando miles de millones en apoyo presupuestario u otro tipo de ayuda a esta banda, lo que cada vez les reforzó más en sus actos imprudentes", ha subrayado. "Es momento de que la UE revise sus política, en lugar de acusar a Eritrea", ha zanjado.

En su comunicado, el Alto Representante del bloque para Política Exterior, Josep Borrell; la comisaria de Cooperación Internacional, Jutta Urpilainen; y el coordinador europeo para Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, subrayaron su "profunda preocupación" por la "trágica crisis humanitaria" en Tigray y pidieron la retirada de tropas eritreas de esta zona de Etiopía.

Los gobiernos de Etiopía y Eritrea han negado en todo momento que tropas del país vecino hayan participado en la ofensiva en Tigray, si bien el TPLF ha denunciado una implicación directa de Asmara en las hostilidades.

El inicio de la ofensiva fue anunciado el 4 de noviembre por el primer ministro, Abiy Ahmed, en respuesta a un ataque por parte del TPLF contra una importante base del Ejército en la capital, regional, Mekelle, que se saldó con numerosas víctimas entre los militares.

La escalada bélica ha sido la culminación de un pulso que comenzó con la llegada al poder de Abiy como primer oromo jefe de Gobierno. El TPLF fue el partido fuerte dentro de la coalición que gobernó Etiopía desde 1991, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), sustentada en las etnias.

Apartado del poder, el TPLF ha visto en las reformas acometidas por Abiy, en particular las relativas a abusos de Derechos Humanos y de reconciliación con grupos armados entre otros, como una 'caza de brujas' contra sus dirigentes, los cuales se vieron en muchos casos apartados de los cargos que ocupaban.

La ruptura definitiva la marcó la creación del Partido de la Prosperidad a finales de 2019 por parte de Abiy para dejar atrás al EPRDF. Todos los partidos que integraban la alianza gobernante, y algunos más en su órbita, se sumaron a la nueva formación, con la excepción del TPLF, lo que también dejó al partido al margen de la toma de decisiones en el Gobierno federal.