Publicado 12/02/2021 13:11CET

Etiopía.- Etiopía confirma casos documentados de violaciones en Tigray durante la ofensiva contra el TPLF

Abiy Ahmed, primer ministro etíope
Abiy Ahmed, primer ministro etíope - Benedikt von Loebell/World Econo / DPA - Archivo

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Etiopía ha confirmado este viernes la existencia de violaciones en la región de Tigray (norte) en el marco de la ofensiva lanzada en noviembre por el Ejército contra el Frente para la Liberación Popular de Tigray (TPLF), que entonces gobernaba en esta zona del país.

La ministra de Mujer, Niños y Juventud, Filsan Abdulahi Ahmed, ha resaltado que las autoridades "han recibido un informe" de la comisión de investigación enviada sobre el terreno y ha agregado que "desafortunadamente, han determinado que hubo violaciones, de forma concluyente y sin ninguna duda".

"Dado que la comisión incluía un equipo de la Fiscalía General, que está actualmente procesando los datos en cuanto a cifras, esperamos la investigación de estos horribles crímenes y esperamos ver a los responsables frente a la Justicia", ha manifestado a través de una serie de mensajes publicados en su cuenta en la red social Twitter.

En este sentido, ha hecho hincapié en que "el Gobierno de Etiopía no sólo está comprometido, sino que defiende el Estado de Derecho y no tolera ninguna violencia contra la mujer, especialmente aquella que implica la violación. "Estamos analizando formas y vías de fortalecer la protección y prevención de la violencia de género en la región de Tigray", ha añadido.

Filsan ha resaltado que las autoridades etíopes "han creado equipos de apoyo mental, psicológico y social en la región de Tigray para ayudar a tratar las cicatrices físicas y psicológicas, así como otros problemas sociales derivados de la violencia, la intimidación y el desplazamiento".

"Pedimos a nuestros socios nacionales e internacionales y al resto de actores que se sumen a nosotros a la hora de entregar servicios esenciales y recursos a la región de Tigray, especialmente en términos de salud mental y apoyo social", ha remachado.

La Comisión de Derechos Humanos de Etiopía (EHRC) afirmó el jueves en un informe que "la guerra y el desmantelamiento de la administración regional provocó un aumento de la violencia de género en la región" y apuntó a un total de 108 casos de violación documentados durante los últimos dos meses en la capital, regional, Mekelle, y en las localidades de Adigrat, Ayder y Wukro.

Asimismo, hizo hincapié en que "estructuras locales como la Policía y las instalaciones sanitarias, a las que las víctimas de violencia sexual acudirían normalmente para denunciar estos crímenes, no existen ya". "Por ello, existe la posibilidad de que el número de casos sea más alto y más generalizado que los documentados", alertó.

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, defendió nuevamente el jueves la ofensiva militar y reclamó apoyo internacional para entregar ayuda humanitaria en Tigray, ante las preocupaciones por el deterioro de la situación en esta zona del país.

De esta forma, aseguró que las autoridades "trabajan día y noche para entregar los suministros necesarios" en la región y "superar los muchos desafíos", entre los que citó "reconectar las líneas de comunicación destruidas de forma deliberada por el TPLF" durante los combates. "En este trabajo de reconstrucción, la comunidad internacional puede ser de enorme ayuda", zanjó.

La ofensiva del Ejército etíope ha provocado una gran preocupación internacional por el deterioro de la situación humanitaria en la región, también entre los cerca de 100.000 refugiados eritreos que se encuentran en campamentos en esta zona.

El inicio de la ofensiva fue anunciado el 4 de noviembre por Abiy en respuesta a un ataque ejecutado por el TPLF contra una base militar en Mekelle, en lo que supuso la culminación de un pulso que comenzó con la llegada al poder de Abiy como primer oromo jefe de Gobierno.