Publicado 25/01/2021 15:00CET

Etiopía.- Etiopía confirma la muerte de hambre de 13 personas en Tigray por la crisis humanitaria tras la ofensiva

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed
El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed - -/Kremlin/dpa - Archivo

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades interinas en la región de Tigray, instauradas tras la ofensiva del Ejército contra el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF), han confirmado la muerte de trece personas, entre ellas tres niños, por falta de alimentos en este estado, en medio de la crisis humanitaria en la que se encuentra sumido debido a los combates.

Abraha Desta, jefe de la oficina de Asuntos Sociales de la administración interina, ha indicado que diez adultos han muerto en Gulomahda y tres niños lo han hecho en la localidad de Adua, antes de afirmar que la crisis en Tigray "no tiene precedentes", según la emisora Voice of America.

Asimismo, ha resaltado que 4,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria en la región, de las cuales 2,5 millones están desplazadas a causa de los combates. "La población de Tigray se ha visto desplazada, la mayoría de sus propiedades han sido saqueadas y la mayoría necesita ayuda de emergencia", ha apuntado.

Abraha ha resaltado además que existen problemas para el suministro de la ayuda y ha relatado que "los conductores tienen miedo". "Con el colapso de la estructura gubernamental se ha hecho difícil entregar ayuda", ha explicado, tal y como ha recogido el diario etíope 'Addis Standard'.

"Todo se ha visto afectado por la guerra. Hay hambre y la gente muere. Tenemos reservas de alimentos, pero es necesaria una estructura gubernamental para transportar la comida. La que existía ha colapsado y no hemos logrado enviar a la gente lo que tenemos", ha resaltado.

En este sentido, ha incidido en que las autoridades quieren la ayuda de las organizaciones internacionales y ha pedido que extiendan sus operaciones más allá de la capital regional. Mekelle. "Cuando vienen a Mekelle les pedimos que vayan a Adigrat, Axum, Shire y Adua, pero presentan preocupaciones de seguridad. Intentamos entregarles convoyes de seguridad, sin éxito", ha lamentado.

Tanto Naciones Unidas como diversas ONG han alertado sobre la situación en Tigray, que ha sufrido un grave deterioro a causa de la ofensiva. Asimismo, la ONU mostró la semana pasada su preocupación por las "graves acusaciones" sobre casos de violencia sexual en la región.

El inicio de la ofensiva fue anunciado el 4 de noviembre por el primer ministro, Abiy Ahmed, en respuesta a un ataque por parte del TPLF contra una importante base del Ejército en Mekelle que se saldó con numerosas víctimas entre los militares.

La escalada bélica ha sido la culminación de un pulso que comenzó con la llegada al poder de Abiy Ahmed como primer oromo jefe de Gobierno. El TPLF fue el partido fuerte dentro de la coalición que gobernó Etiopía desde 1991, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), sustentada en las etnias.

Apartado del poder, el TPLF ha visto en las reformas acometidas por Abiy, en particular las relativas a abusos de Derechos Humanos y de reconciliación con grupos armados entre otros, como una 'caza de brujas' contra sus dirigentes, los cuales se vieron en muchos casos apartados de los cargos que ocupaban.

La ruptura definitiva la marcó la creación del Partido de la Prosperidad a finales de 2019 por parte de Abiy para dejar atrás al EPRDF. Todos los partidos que integraban la alianza gobernante, y algunos más en su órbita, se sumaron a la nueva formación, con la excepción del TPLF, lo que también dejó al partido al margen de la toma de decisiones en el Gobierno federal.