Publicado 21/10/2021 17:43CET

Etiopía.- Etiopía confirma nuevos bombardeos contra "almacenes de armas" e "instalaciones de entrenamiento" del TPLF

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed
El primer ministro etíope, Abiy Ahmed - JU PENG / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Etiopía ha confirmado este jueves nuevos bombardeos contra "almacenes de armas" e "instalaciones de entrenamiento" del Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) en la capital de la región de Tigray, Mekelle, en el marco de un recrudecimiento de los combates durante los últimos días.

El Ministerio de Defensa ha resaltado en un comunicado que "la heroica Fuerza Aérea ha sido capaz de penetrar en profundidad en almacenes de armas, ubicaciones de reparación, instalaciones de entrenamiento, estaciones logísticas y equipamiento pesado del enemigo".

Así, ha recalcado que durante los últimos días ha dado "golpes exitosos" al grupo y ha agregado que ha causado "grandes bajas" al TPLF en el marco de una "estrategia escogida" por parte de las autoridades de Adís Abeba, según ha informado la cadena de televisión etíope Fana.

El Ministerio ha acusado además al grupo de movilizar a niños soldado en Tigray para llevar a cabo ataques contra diversas localidades en las adyacentes regiones de Afar y Amhara. "Los jóvenes de Amhara y Afar están combatiendo con nuestro Ejército en las filas de fuerzas especiales y milicias", ha detallado.

"Evitaremos que destruyan Etiopía, pese a los esfuerzos de unos pocos para derribar Etiopía con la ayuda de fuerzas internas y externas. Las lágrimas de nuestro pueblo serán secadas. Etiopía vivirá para siempre honrada por los sacrificios de sus hijos", ha zanjado.

En esta línea, el Servicio de Comunicaciones del Gobierno de Etiopía ha acusado al TPLF de matar a civiles en ataques en Afar y Amhara y ha destacado los esfuerzos del Ejército y las milicias regionales para hacer frente al grupo, según ha recogido la cadena de televisión etíope Fana.

Las Fuerzas Armadas etíopes han llevado a cabo durante los últimos días una serie de bombardeos contra lo que describió como instalaciones de comunicación y armas del TPLF en Mekelle. La ONU afirmó el miércoles que el martes murieron tres niños en estos ataques.

El conflicto comenzó en noviembre del año pasado cuando el primer ministro, Abiy Ahmed, ordenó una ofensiva militar en represalia por el ataque a la base del Ejército en Mekelle, tras meses de tensiones entre el TPLF y el Gobierno central en torno al aplazamiento de las parlamentarias, finalmente celebradas en junio y en las que Abiy logró una victoria aplastante ante los llamamientos al boicot y la falta de votación en varias zonas --entre ellas Tigray-- por la inseguridad.

Sin embargo, el TPLF logró importantes avances en junio que le permitieron recuperar Mekelle, tras lo que Abiy anunció un alto el fuego unilateral citando motivos humanitarios, rechazado por el grupo, que expandió su ofensiva a las adyacentes regiones de Amhara y Afar, haciendo temer una propagación de la guerra al resto del país.