Publicado 01/05/2021 14:35CET

Etiopía.- Etiopía declara organizaciones terroristas a los grupos rebeldes TPLF y OLA

Archivo - El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, interviene ante el Parlamento
Archivo - El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, interviene ante el Parlamento - OFICINA DEL PRIMER MINISTRO DE ETIOPÍA - Archivo

MADRID, 1 May. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros de Etiopía ha declarado este sábado organizaciones terroristas al Frente para la Liberación Popular de Tigray (TPLF) y el grupo rebelde Ejército de Liberación Oromo (OLA), escindido del Frente de Liberación Oromo (OLF) tras el acuerdo de paz de 2018.

En un comunicado, el Gobierno ha indicado que "durante los últimos tres años se han producido numerosos ataques contra civiles en varios puntos del país para revertir las reformas que han tenido lugar siguiendo las demandas del pueblo etíope a favor de la democracia y los Derechos Humanos".

"Muchas vidas se han perdido y muchos ciudadanos han tenido que desplazarse", ha lamentado antes de matizar que esto ha socavado "la confianza en el Gobierno", que se ha visto en peligro por las "amenazas" de estas acciones organizadas.

El texto alerta de que "estos ataques, que han tenido lugar en distintas partes del país, han tenido diferentes perpetradores". Sin embargo, ha matizado que "detrás de dichos ataques hay grupos que han desempeñado un papel fundamental en la financiación, organización y entrenamiento". "Está claro que estos grupos están siendo explotados por fuerzas extranjeras que buscan debilitar y desmantelar Etiopía", ha advertido el Gobierno.

Por ello, ha aseverado que se trata de "actos de terrorismo" y por lo tanto así deben ser consideradas estas organizaciones. "Dado que el TPLF y el Shene (como designan las autoridades al OLA) operan como grupos terroristas (...) se presentó una propuesta para designarlos como tal".

"Esto se extenderá a todas las organizaciones e individuos que colaboren y tengan vínculos con los grupos terroristas designados", ha zanjado.

El TPLF fue el partido fuerte dentro de la coalición que gobernó Etiopía desde 1991, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), sustentada en las etnias, y es ahora uno de los principales actores de la escalada bélica que surge como la culminación de un pulso que comenzó con la llegada al poder de Abiy Ahmed como primer oromo jefe de Gobierno.

Apartado del poder, el TPLF ha visto en las reformas acometidas por Abiy, en particular las relativas a abusos de Derechos Humanos y de reconciliación con grupos armados entre otros, como una 'caza de brujas' contra sus dirigentes, los cuales se vieron en muchos casos apartados de los cargos que ocupaban.

La ruptura definitiva la marcó la creación del Partido de la Prosperidad a finales de 2019 por parte de Abiy para dejar atrás al EPRDF. Todos los partidos que integraban la alianza gobernante, y algunos más en su órbita, se sumaron a la nueva formación, con la excepción del TPLF, lo que también dejó al partido al margen de la toma de decisiones en el Gobierno federal.

La ofensiva en Tigray, en la que tropas eritreas participaron del lado del Ejército etíope, ha provocado una grave crisis humanitaria, con el desplazamiento de decenas de miles de personas y la destrucción de parte de la infraestructura de Tigray, lo que ha hecho saltar las alarmas entre la comunidad internacional.

Contador