Publicado 09/07/2021 15:23CET

Etiopía.- Etiopía dice que los vuelos con ayuda humanitaria a Tigray deben aterrizar en Adís Abeba para su inspección

Archivo - Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía
Archivo - Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía - MISTRULLI/FOTOGRAMMA/ROPI / ZUMA PRESS / CONTACTOP

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Etiopía ha afirmado este viernes que todos los aviones con ayuda humanitaria destinada a la región de Tigray (norte) tendrán que aterrizar en la capital, Adís Abeba, de cara a la inspección del cargamento antes de ser trasladado a las zonas de destino.

El portavoz del Ministerio de Exteriores, Dina Mufti, ha reiterado el compromiso del Ejecutivo con la entrega de ayuda humanitaria en Tigray, escenario de una ofensiva en noviembre de 2020 contra el Frente Popular de Liberación de Tigray (TPLF), tras la declaración la semana pasada de un alto el fuego unilateral.

Así, ha destacado que el alto el fuego de Adís Abeba busca garantizar "la paz y la seguridad" en Tigray y ha criticado que el TPLF "no haya mostrado ningún interés" en poner fin a las hostilidades, según ha informado la cadena de televisión etíope Fana.

Por otra parte, el Gobierno etíope ha reclamado a la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) que "evite publicar comunicados sesgados y engañosos" y adopte "medidas de corrección" en lo relativo a la cooperación de Adís Abeba con los envíos de ayuda humanitaria.

"El Gobierno de Etiopía ha afirmado en repetidas ocasiones que trabajará de cerca con los actores humanitarios tras su magnánima declaración de un alto el fuego humanitario en Tigray", ha dicho, antes de resaltar que las agencias humanitarias cuentan con "permisos especiales" de vuelo para estos envíos.

En este sentido, ha negado que haya negado peticiones de vuelo de bienes y pasajeros a Tigray por parte de las agencias humanitarias y ha incidido en que las mismas "deben cumplir estrictamente" la necesidad de un permiso por parte del Ministerio de Exteriores o el organismo competente para ello.

En este sentido, ha recalcado que "todos los vuelos" deben aterrizar en Adís Abeba antes de ir a Tigray y deben haber entregado a las autoridades el número de vuelo, tipo de aparato, propósito del viaje, detalles sobre los pasajeros y la carga antes de iniciar el vuelo.

Por ello, el Ejecutivo ha denunciado las "acciones poco constructivas" de la OCHA y ha criticado sus valoraciones sobre la situación en Tigray, de las que ha dicho que "no son de ayuda ni constructivas", antes de añadir que parecen buscar "animar y felicitar" al TPLF.

El Gobierno etíope anunció la semana pasada un alto el fuego unilateral tras varios días de informaciones sobre avances del TPLF --cuyos milicianos están ahora agrupados en las Fuerzas de Defensa de Tigray (TDF)-- en la región y horas después de que los milicianos irrumpieran en la capital de Tigray, Mekelle.

El grupo reiteró el domingo sus exigencias de una retirada del Ejército de toda la región, una rendición de cuentas por parte de líderes de Etiopía y Eritrea --que apoyó a Adís Abeba en la ofensiva-- por crímenes cometidos en Tigray, la llegada de ayuda humanitaria y una liberación de presos como paso necesario para sumarse al alto el fuego.

Finalmente, en el terreno político, solicita el retorno al pleno reconocimiento del grupo como máxima autoridad y representante del "gobierno democráticamente electo" de Tigray sin intervención alguna de "las instituciones de seguridad o inteligencia" del Gobierno etíope, que han declarado al TPLF como una organización terrorista.

La ofensiva contra el TPLF arrancó el 4 de noviembre por orden del primer ministro en respuesta a un ataque del TPLF --que entonces gobernaba en Tigray-- contra una base del Ejército en Mekelle, que se saldó con la muerte de un importante número de militares etíopes.

Contador