Publicado 10/02/2021 22:07CET

Etiopía.- La FICR se muestra "muy preocupada" por las condiciones humanitarias en Tigray y pide más asistencia

Campo de refugiados en la región de Shire (norte de Etiopía).
Campo de refugiados en la región de Shire (norte de Etiopía). - ALIANZA SHIRE - Archivo

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), Francesco Rocca, se ha mostrado este miércoles "muy preocupado" por las condiciones humanitarias en la región etíope de Tigray y ha pedido más asistencia humanitaria.

Así lo ha hecho tras una visita de cinco días de duración a Mekelle, la capital de Tigray, tras lo que ha recalcado que, para él, "resulta claro que las personas de Tigray necesitan mucho más apoyo del que están recibiendo actualmente". "Necesitamos aumentar las operaciones humanitarias. Necesitamos hacer mucho más para proporcionar ayuda a aquellos que la necesitan desesperadamente", ha agregado.

Rocca se ha referido particularmente al impacto de la crisis en Tigray en los servicios médicos, señalando que los hospitales que ha visitado carecían de suministros médicos básicos. Del mismo modo, ha expresado su preocupación sobre los crecientes niveles de malnutrición severa.

Según la Cruz Roja de Etiopía, más de 2,6 millones de personas en Tigray y las regiones adyacentes de Amhara, Afar o Benishangul-Gumuz necesitan ayuda humanitaria, incluidos alimentos, agua, suministros médicos y asistencia técnica para clínicas móviles.

Roca ha indicado, asimismo, el impacto que la situación en Tigray tiene en otros aspectos vulnerables de Etiopía, así como en los países vecinos. Para finales de 2021, una cifra estimada de 200.000 personas han sido desplazadas internas en Etiopía, además de 60.000 personas que han huido a Sudán. Hay al menos otros 230 etíopes refugiados en Yibuti.

En este sentido, ha mencionado las crisis humanitarias a las que ya se enfrentaban Etiopía y los países de su entorno, subrayando la consiguiente necesidad de llevar a cabo una acción coordinada y global por parte las organizaciones de ayuda humanitaria.

"El Cuerno de África se enfrenta a múltiples crisis crónicas, como la inseguridad alimentaria generalizada y grave y las enormes nubes de langostas que han contribuido a aumentar las pérdidas de las cosechas", ha lamentado, antes de recordar que la región también se enfrenta a la pandemia de COVID-19 y el cierre de escuelas derivado de la misma.

El FICR, en colaboración con la Cruz Roja de Etiopía, la Media Luna Roja de Sudán y la Media Luna Roja de Yibuti, han donado conjuntamente 27 millones de francos suizos (más de 25 millones de euros), que servirán para asistir a 660.000 personas, incluyendo etíopes desplazados internos y los que han huido a Sudán y Yibuti.

LA OFENSIVA

El inicio de la ofensiva en Tigray fue anunciado el 4 de noviembre por el primer ministro, Abiy Ahmed, en respuesta a un ataque por parte del TPLF contra una importante base del Ejército en la capital Mekelle, que se saldó con numerosas víctimas entre los militares.

La escalada bélica ha sido la culminación de un pulso que comenzó con la llegada al poder de Abiy como primer oromo jefe de Gobierno. El TPLF fue el partido fuerte dentro de la coalición que gobernó Etiopía desde 1991, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), sustentada en las etnias.

Apartado del poder, el TPLF ha visto en las reformas acometidas por Abiy, en particular las relativas a abusos de Derechos Humanos y de reconciliación con grupos armados entre otros, como una 'caza de brujas' contra sus dirigentes, los cuales se vieron en muchos casos apartados de los cargos que ocupaban.

La ruptura definitiva la marcó la creación del Partido de la Prosperidad a finales de 2019 por parte de Abiy para dejar atrás al EPRDF. Todos los partidos que integraban la alianza gobernante, y algunos más en su órbita, se sumaron a la nueva formación, con la excepción del TPLF, lo que también dejó al partido al margen de la toma de decisiones en el Gobierno federal.