Publicado 03/07/2021 11:59CET

Etiopía.- Las fuerzas de Tigray exhiben a cientos de militares etíopes capturados de camino a prisión

Archivo - Refugiados de Tigray, Etiopía, en Sudán
Archivo - Refugiados de Tigray, Etiopía, en Sudán - BYRON SMITH/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las llamadas Fuerzas de Defensa de Tigray (FDT), el colectivo formado por los rebeldes del Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF), milicias y desertores, han hecho pasear a cientos de militares del Ejército Nacional de Etiopía capturados durante la ofensiva de este último en esta región del norte del país africano.

Los prisioneros de guerra etíopes desfilaron el viernes por la capital regional de Tigray, Mekelle, entre gritos de la población, enfurecida por las atrocidades cometidas por estos militares que se han visto obligados a replegarse, en parte por las presiones internacionales, en una guerra civil que ha provocado el desplazamiento de casi dos millones de personas en la región.

El paseo, recogido en imágenes por el diario estadounidense 'The New York Times', es un gesto de respuesta al primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, quien había proclamado en un discurso el martes en la capital del país, Adis Abeba, que los informes sobre la derrota de sus tropas eran "una mentira" y que había declarado un alto el fuego unilateral, insistió, por razones humanitarias, aunque también ha aludido a "cuestiones económicas" a la hora de financiar la larga operación.

Por contra, las FDT desestimaron los llamamientos a un alto el fuego y aseguraron que la victoria es suya. "Les derrotamos y ahora les seguiremos a sus escondites", según respondieron en un comunicado recogido por el portal de noticias Garowe On Line.

La ofensiva de Etiopía contra el TPLF arrancó en noviembre de 2020 tras un ataque contra una base militar y después de un drástico repunte de las tensiones entre la formación y el Gobierno central. El conflicto ha provocado una grave crisis humanitaria, en medio de denuncias sobre abusos cometidos por las fuerzas gubernamentales y eritreas en sus operaciones.

En una entrevista con el diario norteamericano a su regreso de su huída del Ejército etíope, el líder del TPLF, Debretsion Gebremichael, aseguró que sus combatientes habían capturado a más de 6.000 soldados etíopes y ha anticipado la próxima liberación de los soldados rasos. Los oficiales, no obstante, seguirán bajo custodia.

Los testigos del 'New York Times' no han constatado indicios inmediatos de que los soldados etíopes presentes en el paseíllo hubieran sido maltratados mientras las agencias de ayuda internacional siguen advirtiendo sobre una inminente catástrofe humanitaria y creen que la victoria de los rebeldes no garantiza la llegada de asistencia humanitaria.

Contador