Publicado 30/10/2021 13:43CET

Etiopía.- El Gobierno etíope prohíbe la difusión de programas extranjeros en las emisoras nacionales

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed
El primer ministro etíope, Abiy Ahmed - JU PENG / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Autoridad de Medios de Etiopía (EMA), el principal organismo regulador de los medios de difusión en Etiopía, ha ordenado a las emisoras de radio etíopes que dejen de transmitir programas extranjeros, en medio de unas tensiones diplomáticas cada vez mayores entre el país africano y la comunidad internacional por el conflicto en Tigray, en el norte del país.

En un comunicado emitido este pasado viernes y recogido por el 'Addis Standard', el director general de la EMA, Mohammed Idriss, ha comunicado la decisión de que los propietarios de licencias de comunicación suspendan inmediatamente las transmisiones extranjeras vía satélite.

La EMA apunta directamente a los programas de radio, cuya difusión "plantea desafíos" al emitir contenidos "poco controlados" que "no toman en cuenta la situación actual del país", así como información "dañina para el interés nacional".

"Se espera que los operadores transmitan los asuntos sociales, económicos y políticos del país, así como contenidos que tomen en cuenta la situación actual del país para el público en general", de acuerdo con la nota.

Una de las estaciones de radio que se verán afectada por la decisión es la estación Amhadu RTV, que tiene un enlace por satélite con la emisora internacional estadounidense Voice of America (VOA).

En este sentido, la directora en funciones de VOA, Yolanda Lopez, ha asegurado en un comunicado que su emisora "se adhiere estrictamente a los principios del periodismo preciso, equilibrado y completo".

"Nuestro contenido aborda temas importantes para la gente de Etiopía", ha añadido Lopez.

CIERRE DE MEDIOS

También en las últimas horas el portal de noticias digital Awlo Media ha anunciado el cese completo de operaciones tras acusar al Gobierno de persecución.

Según el comunicado, la empresa relata que, a pesar de cumplir con todas las legalidades del país, el Gobierno federal confiscó varios de los activos de la empresa el 30 de junio, y "cerró completamente el lugar de trabajo; mientras que los empleados fueron arrestados de manera injusta".

Seylan Abdi, jefe de la oficina de comunicaciones de la comisión de la Policía federal, explicó que los periodistas habían sido detenidos por su "afiliación a un grupo terrorista" que había sido prohibido recientemente por el parlamento de Etiopía.

El portavoz se refería al Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) contra el que luchan desde noviembre de 2020 las fuerzas del gobierno federal en la parte septentrional del país.

A pesar de una orden judicial que ordena la liberación de sus empleados, la Policía no ha tomado medidas sobre la devolución de la propiedad personal de la empresa y de sus empleados y la apertura de las oficinas selladas.

"A pesar de los esfuerzos de Awlo Media para continuar empleando a su personal, ninguna de las instituciones gubernamentales, incluida la policía federal, o la Autoridad de Medios de Etiopía o los funcionarios interesados, han podido brindarnos una solución", lamenta la empresa.

"Por ello, y dados los problemas que emanan del Gobierno federal, la empresa se ha visto obligada a despedir a todos sus empleados", termina el comunicado sobre una decisión que acepta a unos once trabajadores.