Publicado 22/04/2021 12:38CET

Etiopía.- Un grupo armado logra "el control casi total" de un condado en el oeste de Etiopía, según la Comisión de DDHH

Archivo - Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía
Archivo - Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía - MISTRULLI/FOTOGRAMMA/ROPI / ZUMA PRESS / CONTACTOP

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un grupo armado se ha hecho con el "control casi total" de un condado situado en la región etíope de Benishangul-Gumuz (oeste), según ha indicado la Comisión de Derechos Humanos de Etiopía (EHRC), en medio del aumento de la violencia intercomunitaria en esta zona del país africano.

El organismo ha indicado en un comunicado publicado en su cuenta en la red social Facebook que el condado afectado es Sedal, situado en la zona de Kamashi y en el que residen cerca de 25.000 personas. Por el momento se desconoce qué grupo habría tomado este área.

"Los residentes que han huido de la zona han dicho a la EHRC que el grupo armado ha incendiado y saqueado propiedades públicas y privadas y que la administración del condado y la Policía Local han huido del área", ha señalado.

En este sentido, ha destacado que "hay informaciones sobre el asesinato de civiles y el secuestro de funcionarios", antes de agregar que "un pequeño contingente de las fuerzas de seguridad regionales en los alrededores está superado en número y las tropas adicionales desplegadas aún no han llegado al lugar".

"Este aumento de la inseguridad que plaga la región es preocupante", ha dicho la EHRC, que ha incidido en que "supervisa la situación y está en comunicación con las autoridades federales y el gobierno regional".

Por último, ha reclamado "un refuerzo inmediato de las fuerzas de seguridad en la zona y en la región en su conjunto" y "una rápida intervención para evitar mayores pérdidas de vidas y violaciones de los Derechos Humanos".

Benishangul-Gumuz, situado a lo largo de la frontera entre Etiopía y Sudán, ha sido escenario de sangrientos episodios de violencia étnica en los últimos meses, algunos de los cuales han sido achacados al Frente Popular de Liberación de Tigray (TPLF) y a grupos armados supuestamente apoyados desde Tigray, entre ellos el Ejército de Liberación Oromo (OLA) --brazo armado del Frente de Liberación Oromo (OLF)--.

Las autoridades federales etíopes anunciaron a finales de noviembre el fin de la ofensiva en Tigray, iniciada el 4 de noviembre por orden de Abiy tras un ataque ejecutado por el TPLF, que gobernaba en la región, contra una importante base del Ejército en la capital regional, Mekelle.

Las tensiones intercomunitarias y la inseguridad han ido al alza durante los últimos meses en varios puntos del país, especialmente en Tigray a raíz de la citada ofensiva, así como en Benishangul-Gumuz, Oromía y Amhara.

En este contexto, las autoridades etíopes denunciaron el lunes una serie de ataques "horribles" por parte del OLA en la región de Amhara, sin que por el momento haya trascendido un balance de víctimas. El brazo armado del OLF no se ha pronunciado al respecto.

Contador