Publicado 01/12/2020 19:42CET

Etiopía.- Una de las líderes del TPLF se rinde ante las fuerzas de Etiopía

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed
El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed - MISTRULLI/FOTOGRAMMA/ROPI / ZUMA PRESS / CONTACTOP

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

Keria Ibrahim, una de las nueve líderes del Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF), se ha rendido ante las fuerzas de Etiopía, en el marco del gravísimo conflicto armado entre los dos bandos que comenzó hace tres semanas, según han trasladado las autoridades etíopes.

Ibrahim ocupó uno de los puestos clave del gobierno federal como presidenta de la Cámara de la Federación etíope, una de las cámaras que componen la Asamblea Parlamentaria del país africano, antes de dimitir para unirse a las filas del TPLF, tal y como ha recordado la agencia de noticias estatal ENA.

La rendición de Ibrahim se produce tres días después de que el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, anunciara que el Ejército se había hecho con el "control total" de la ciudad de Mekelle, en el norte del país y bastión del TPLF, que toma su nombre de la región homónima.

La escalada bélica que comenzó el pasado día 4, con un ataque del TPLF a una base del Mando Norte en esta región, fue la culminación de un pulso que comenzó con la llegada al poder de Abiy, como primer oromo jefe de Gobierno. El TPLF fue el partido fuerte dentro de la coalición que gobernó Etiopía desde 1991, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), sustentada en las etnias.

Apartado del poder, el TPLF ha visto en las reformas acometidas por Abiy, en particular las relativas a abusos de Derechos Humanos y de reconciliación con grupos armados entre otros, como una 'caza de brujas' contra sus dirigentes, los cuales se vieron en muchos casos apartados de los cargos que ocupaban.

La ruptura definitiva la marcó la creación del Partido de la Prosperidad a finales de 2019 por parte de Abiy para dejar atrás al EPRDF. Todos los partidos que integraban la alianza y algunos más en su órbita se sumaron a la nueva formación, con la excepción del TPLF, lo que también dejó al partido al margen de la toma de decisiones.

En tres semanas de conflicto, más de 41.000 etíopes han cruzado la frontera con Sudán para escapar de los combates, entre ellos 18.000 niños, según ACNUR, que precisa que el 57 por ciento de quienes huyen son hombres. La agencia de la ONU ya se está preparando para asistir a hasta 215.000 refugiados etíopes en los próximos seis meses.

VISITA A LOS DESPLAZADOS

Por otro lado, la Junta de Investigación del Estado de Emergencia --que se estableció para seguir el estado de emergencia declarado en Tigray-- ha visitado este martes a las personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares por el enfrentamiento en la región.

Según ha informado la cadena de televisión Fana, los miembros del grupo han mantenido conversaciones en la ciudad de Gondar con personas desplazadas y refugiadas a raíz del conflicto.

El 80 por ciento de los desplazados son mujeres y niños, según los datos proporcionados por las autoridades etíopes, que también han aprovechado su visita para reunir información sobre crímenes cometidos contra civiles. Asimismo, han visitado fosas comunes en las que hay enterrados entre 50 y 60 cuerpos.

También han trasladado que el número de civiles masacrados el 9 de noviembre supuestamente por "un grupo informal de jóvenes tigray conocido como 'Samri'" y leal al TPLF podría ser superior a los 600 anunciados en un primer momento por la Comisión de Derechos Humanos Etíope (EHRC).

El presidente de la Junta de Investigación, Lemma Tessema, ha garantizado que las autoridades trabajarán para ayudar al Gobierno a llevar ante la Justicia a los perpetradores del ataque.