Publicado 12/08/2020 21:53CET

Etiopía.- Mueren más de 20 personas por la represión de protestas para la autonomía wolayta en el sur de Etiopía

Etiopía.- Mueren más de 20 personas por la represión de protestas para la autono
Etiopía.- Mueren más de 20 personas por la represión de protestas para la autono - -/Kremlin/dpa - Archivo

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Al menos 21 personas han muerto a causa de la represión de varias manifestaciones durante los últimos días en la zona de mayoría wolayta de Etiopía, situada en el sur del país, según ha confirmado el opositor Frente Democrático del Pueblo de Wolayta (WPDF).

El partido ha reclamado la liberación de funcionarios, líderes religiosos, opositores y activistas detenidos en el marco de los enfrentamientos, así como que los responsables de la muerte de manifestantes rindan cuentas.

Un residente en la localidad de Sodo citado por el diario etíope 'Addis Standard' ha resaltado que el Ejército ha reprimido protestas en Bodti y Areka, además de la propia localidad de Sodo, al tiempo que ha agregado que entre las víctimas hay al menos un niño.

Las protestas estallaron tras el arresto de 26 líderes de la comunidad y activistas wolayta que reclaman al Gobierno central poder convertirse en un nuevo estado independiente, como hizo el año pasado la región de Sidama.

El WPDF ha criticado al Gobierno por los arrestos y ha sostenido que "azuzar el caos y pretender parecer pacífico es confuso". La situación en estos momentos en la zona es de relativa calma, tras varios días de enfrentamientos.

Tanto la zona de Sidama como la de Wolayta estaban enmarcadas en las Región de las Naciones, Nacionalidades y Pueblos del Sur (SNNPR) y el éxito de la comunidad sidama ha llevado a varias comunidades de la zona a reclamar igualmente su reconocimiento como estado.

Sidama se conviertió así en la décima región de Etiopía gracias a lo previsto por la Constitución del país y al visto bueno del primer ministro, Abiy Ahmed. Los sidama constituyen el quinto mayor grupo étnico de Etiopía, si bien solo representan en torno al 4 por ciento de los 105 millones de habitantes del país.