Publicado 21/10/2021 06:32CET

Etiopía.- La ONU llama a "disminuir la tensión" en la región etíope de Tigray tras los últimos bombardeos

Archivo - Un mercado en Tigray, Etiopía
Archivo - Un mercado en Tigray, Etiopía - SERGI REBOREDO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ONU ha llamado a "disminuir la tensión" en la región etíope de Tigray para "evitar más víctimas", tras los últimos bombardeos llevados a cabo por el Ejército, que han dejado víctimas civiles, entre ellos niños y mujeres.

El portavoz adjunto de la Secretaría General de la ONU, Farhan Haq, ha incidido en que tanto la organización como el personal humanitario en Etiopía están "alarmados" por la escalada del conflicto, especialmente tras los ataques aéreos a la capital de Tigray, Mekelle, el último de ellos este miércoles.

"Reiteramos nuestro llamamiento a todas las partes del conflicto para que disminuyan la tensión en Tigray, Amhara y Afar, a fin de evitar más víctimas y el sufrimiento de los civiles", ha clamado el portavoz.

Al respecto, ha advertido de que "las necesidades humanitarias también están aumentando en Amhara y Afar debido a la extensión a estas regiones del conflicto en Tigray". "Todas las partes del conflicto deben respetar siempre el derecho internacional humanitario y garantizar la protección de la población civil y de las infraestructuras civiles", ha añadido.

Haq ha recordado que alrededor del 30 por ciento del personal de la organización se encuentra en diferentes regiones del país, entre ellas Tigray, donde hay alrededor de 400 empleados. Por ello, ha llamado a garantizar la seguridad ya que los equipos "observan múltiples problemas" al respecto, que, entre otras cosas, aumentan el número de desplazados internos que necesitan ayuda humanitaria urgente.

SITUACIÓN EN TIGRAY

La capital de la región etíope de Tigray, Mekelle, ha sido objetivo este miércoles de un nuevo bombardeo, según ha informado la cadena de televisión Tigray Television, controlada por el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF).

Por su parte, las autoridades etíopes han indicado que los bombardeos han tenido como objetivo "específico" lugares usados por el TPLF para "fabricación de armas y reparación de armamento", si bien Getachew Reda, portavoz del TPLF, ha dicho que esta ofensiva "ha dejado civiles heridos y ha causado daños a propiedades".

Las Fuerzas Armadas de Etiopía llevaron a cabo el lunes una serie de bombardeos contra lo que describió como instalaciones de comunicación y armas del TPLF en Mekelle, horas después de que el TPLF denunciara ataques contra "objetivos civiles" contra la ciudad y sus alrededores.

Tras ello, la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) afirmó que los bombardeos se saldaron con la muerte de tres niños, después de que la ONU mostrara su "profunda preocupación" por el recrudecimiento del conflicto en esta región norteña de Etiopía.

El conflicto comenzó en noviembre del año pasado cuando el primer ministro, Abiy Ahmed, ordenó una ofensiva militar en represalia por el ataque a la base del Ejército en Mekelle, tras meses de tensiones entre el TPLF y el Gobierno central en torno al aplazamiento de las parlamentarias, finalmente celebradas en junio y en las que Abiy logró una victoria aplastante ante los llamamientos al boicot y la falta de votación en varias zonas --entre ellas Tigray-- por la inseguridad.

Sin embargo, el TPLF logró importantes avances en junio que le permitieron recuperar Mekelle, tras lo que Abiy anunció un alto el fuego unilateral citando motivos humanitarios, rechazado por el grupo, que expandió su ofensiva a las adyacentes regiones de Amhara y Afar, haciendo temer una propagación de la guerra al resto del país.