Publicado 02/11/2021 08:49CET

Etiopía.- El primer ministro de Etiopía denuncia que "fuerzas no etíopes" combaten del lado del TPLF en Tigray

Archivo - El primer ministro etíope, Abiy Ahmed
Archivo - El primer ministro etíope, Abiy Ahmed - JU PENG / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, ha denunciado que "fuerzas no etíopes" están combatiendo del lado del Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) en el marco del conflicto desatado en noviembre de 2020 en la región de Tigray (norte).

Abiy ha resaltado, en sus primeras declaraciones desde que el TPLF asegurara haber tomado el control de dos localidades en la región de Amhara, que "personas que no son etíopes han participado en la guerra y se han sacrificado con el grupo terrorista", sin dar más detalles al respecto.

Asimismo, ha subrayado que las autoridades están haciendo frente a la situación de forma "estratégica" y ha incidido en que "Etiopía ganará la guerra, sin duda", en medio de los avances del TPLF, tal y como ha recogido la cadena de televisión etíope Fana.

En esta línea, el jefe del Servicio de Comunicación del Gobierno, Legesse Tulu, ha pedido a todos aquellos que "apoyan" al TPLF que "pongan fin a su alianza", dado que están respaldado sus "atrocidades", entre ellas la denunciada ejecución de más de cien personas tras la toma de Kombolcha.

En respuesta, el portavoz del TPLF, Getachew Reda, ha rechazado las acusaciones de Abiy y ha manifestado que el primer ministro "está clínicamente loco". "Abiy está insinuando que 'expatriados terroristas', probablemente musulmanes, participaron en los combates", ha resaltado a través de un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter.

"Acusará a toda la población etíope de no ser lo suficientemente estúpidos como para cometer un suicidio colectivo por sus aventuras imaginarias. Tiene que ser detenido antes de que libere totalmente la versión del siglo XXI del 'estado de la naturaleza'", ha manifestado Getachew, citando nuevamente teorías de Thomas Hobbes para hacer referencia a las políticas de Abiy.

El TPLF ha asegurado durante los últimos días que ha logrado avances en Amhara, haciéndose con el control de Dessie y Kombolcha, ante lo cual el primer ministro ha hecho un nuevo llamamiento a la población para alzarse en armas y evitar los avances del grupo.

Asimismo, el TPLF ha confirmado contactos con el grupo rebelde Ejército de Liberación Oromo (OLA), escindido del Frente de Liberación Oromo (OLF) tras el acuerdo de paz de 2018, que ha lanzado también ofensivas contra el Ejército en la región de Oromía, lo que con una expansión del conflicto a nivel nacional.

El líder del TPLF, Debretsion Gebremichael, subrayó el lunes que "la única opción es destruir al grupo fascista y completar la defensa con una enorme victoria" y rechazó la posibilidad de iniciar un proceso de negociaciones, algo que también hizo Tsadkan Gebretensae, uno de los principales generales del grupo.

El conflicto comenzó en noviembre del año pasado cuando Abiy ordenó una ofensiva militar en represalia por el ataque a la base del Ejército en la capital de Tigray, Mekelle, tras meses de tensiones entre el TPLF y el Gobierno central en torno al aplazamiento de las parlamentarias, finalmente celebradas en junio y en las que Abiy logró una victoria aplastante ante los llamamientos al boicot y la falta de votación en varias zonas --entre ellas Tigray-- por la inseguridad.

Sin embargo, el TPLF logró importantes avances en junio que le permitieron recuperar Mekelle, tras lo que Abiy anunció un alto el fuego unilateral citando motivos humanitarios, rechazado por el grupo, que expandió su ofensiva a las adyacentes regiones de Amhara y Afar, haciendo temer una propagación de la guerra al resto del país.

Contador