Publicado 08/09/2020 14:03:07 +02:00CET

Etiopía.- La región de Tigray celebra elecciones en un pulso al poder de Abiy en Etiopía

Etiopía.- La región de Tigray celebra elecciones en un pulso al poder de Abiy en
Etiopía.- La región de Tigray celebra elecciones en un pulso al poder de Abiy en - MISTRULLI/FOTOGRAMMA/ROPI / ZUMA PRESS / CONTACTOP

Las autoridades federales consideran ilegales los comicios pero el TLPF ha seguido adelante

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

La región de Tigray celebrará este miércoles elecciones para elegir a su Parlamento en un claro pulso al primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed y con consecuencias aún impredecibles pero que se teme que puedan avivar aún más la tensión del partido gobernante en esta parte del país con el Gobierno central.

Etiopía estaba llamada a celebrar elecciones parlamentarias y regionales este año, un voto considerado como un test de la popularidad de Abiy, quien llegó al poder en abril de 2018 y cuyas reformas y el acuerdo de paz con Eritrea le valieron en 2019 el Nobel de la Paz. Sin embargo, tras un aplazamiento inicial hasta agosto, finalmente se decidió postergar la cita con las urnas debido a la pandemia de coronavirus.

Como resultado de ello, la Cámara Alta del Parlamento etíope dio luz verde el 10 de junio a prolongar el mandato de los cargos electos en el país, incluido el de Abyi, hasta las elecciones, las cuales se celebrarán entre nueve meses y un año después de que se declare que la COVID-19 ya no es una amenaza.

La decisión fue rechazada por el Frente para la Liberación del Pueblo Tigray (TPLF), que vio en ello una prueba de que Abiy busca aferrarse al poder y optó por mantener las elecciones en la región, si bien la Comisión Electoral descartó este extremo. Sin embargo, el gobierno regional de Tigray ha seguido adelante con sus planes y ha mantenido la cita con las urnas de este 9 de septiembre.

Y todo ello a pesar de las presiones de último momento para forzar una marcha atrás por parte del TPLF. En una sesión celebrada el sábado, la Cámara de la Federación (la Cámara Alta) aprobó una resolución en la que deja claro que los comicios son "inconstitucionales" y por tanto su resultado no será reconocido. Un día antes, el Gobierno de Tigray había advertido de que si la Cámara Alta aprobaba "una decisión para suspender o poner cualquier otro obstáculo a las elecciones en Tigray, será una declaración de guerra".

DISTANCIAMIENTO ENTRE ABIY Y EL TPLF

En realidad, las elecciones son la puntilla final en la relación imposible que Abiy ha mantenido con el TPLF desde su llegada al poder. El primer ministro es el primer oromo en ocupar el cargo en un país donde el TPLF había dominado desde 1991 como principal fuerza dentro del Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), una alianza de partidos sustentados en las etnias.

Apartado del poder, el TPLF ha visto en las reformas acometidas por Abiy, en particular las relativas a abusos de Derechos Humanos y de reconciliación con grupos armados entre otros, como una 'caza de brujas' contra sus dirigentes, los cuales se vieron en muchos casos apartados de los cargos que ocupaban.

La ruptura definitiva la marcó la creación del Partido de la Prosperidad a finales de 2019 por parte de Abiy para dejar atrás al EPRDF. Todos los partidos que integraban la alianza gobernante, y algunos más en su órbita, se sumaron a la nueva formación, con la excepción del TPLF, que se quedó fuera. Este paso también dejó al partido al margen de la toma de decisiones en el Gobierno federal.

IMPORTANCIA DE TIGRAY

Ahora, habrá que esperar a ver las consecuencias que las elecciones regionales puedan tener. Tigray se encuentra en el norte del país y hace frontera con Eritrea, por lo que contar con sus autoridades se antoja clave a la hora de cumplir con el acuerdo de paz suscrito entre Abiy y el presidente de Eritrea, Isaias Afewerki, cuyo contenido expreso se desconoce.

En cualquier caso, como paso previo, el primer ministro etíope se comprometió a acatar el acuerdo alcanzado en el año 2000, con mediación de la ONU, sobre el reparto de la ciudad de Badme, que se encuentra en Tigray, por lo que necesitaría el respaldo de las autoridades regionales, si bien a pesar de que han transcurrido dos años no ha habido cambios en este tema.

Expertos consultados por la BBC han resaltado además que el tema de la secesión de Tigray ha vuelto a la agenda. Aunque el TPLF nunca ha apoyado abiertamente esta opción, sí que ha defendido que el derecho de secesión de esta región se respete.

Además, a los comicios concurre el nuevo Partido para la Independencia de Tigray (TIP), con su objetivo principal muy claro en su nombre, así como otras dos formaciones que apuestan por una mayor autonomía para la región que garantice su integridad territorial, promueva su lengua y preserve su herencia --Salsay Woyane Tigrai y Baytona--.

PRESIONES A LA PRENSA

Así las cosas, prueba de la tensión imperante en torno a las elecciones, este lunes las autoridades etíopes procedieron a detener a una decena de personas, entre los que había al menos dos periodistas extranjeros y algunos locales, que se disponían a viajar a Mekelle, la capital de Tigray, para cubrir la cita electoral.

Según denunció en un comunicado la Asociación de Periodistas Extranjeros, se les impidió subir a bordo del avión en el que iban a viajar desde Adís Abeba y se les confiscó parte de su material, incluidos móviles y portátiles.

Además, desveló que la semana pasada la Autoridad Etíope de Retransmisiones se puso en contacto con algunos periodistas extranjeros miembros de la asociación a petición de la oficina del primer ministro para "advertirles de que no cubrieran in situ las elecciones dado que no son reconocidas por el Gobierno federal".

"Instamos a las autoridades federales a no echar por tierra los pasos significativos dados en los dos últimos años para aumentar la libertad de prensa al intentar controlar lo que los periodistas pueden o no publicar", sostuvo la asociación, recalcando que "cubrir esta elección no significa apoyar (sino que) simplemente hacemos nuestro trabajo".

Contador