Publicado 23/07/2021 13:39CET

Etiopía.- El TPLF asegura haber obtenido avances en la región de Afar en plena expansión del conflicto en Etiopía

Archivo - Desplazados y refugiados por el conflicto en Tigray (Etiopía)
Archivo - Desplazados y refugiados por el conflicto en Tigray (Etiopía) - BYRON SMITH / GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) ha asegurado que el grupo ha logrado importantes avances en la región etíope de Afar, adyacente a Tigray, en el marco de una expansión del conflicto en el país africano a pesar del alto el fuego unilateral decretado en junio por el Gobierno de Etiopía.

Un destacado comandante rebelde del TPLF ha señalado en declaraciones concedidas a la cadena de televisión británica BBC que el grupo ha logrado una "gran victoria" en Afar, antes de agregar que combaten además en el sur y el oeste de Tigray.

La Asociación para el Desarrollo Pastoralista de Afar (APDA) afirmó el martes que cerca de 50.000 personas se han visto desplazadas en la región a causa de los combates entre el TPLF y las fuerzas de seguridad de Afar, en el marco de los cuales el grupo tigriña se habría hecho con el control de cuatro localidades.

El TPLF lanzó su ofensiva en Afar el fin de semana pasado, tras lo que las autoridades regionales hicieron un llamamiento a las armas para hacer frente a la agresión, en una línea similar a la de otras regiones como Amhara, que han prometido hacer frente a los avances del TPLF.

Así, el gobierno regional de Afar denunció que "el TPLF ha lanzado una guerra contra el pueblo de Afar al expandir su red terrorista a la región de Afar". "El gobierno regional está trabajando para garantizar la seguridad de nuestro pueblo", destacó, tal y como ha recogido el diario etíope 'Addis Standard'.

Los avances y la expansión de los combates en el norte de Etiopía llegan después de que el TPLF rechazara el alto el fuego unilateral del Gobierno, que llegó después de que surgieran informaciones sobre avances del grupo en Tigray y su entrada en la capital regional, Mekelle, nuevamente bajo su control.

La ofensiva del Ejército etíope contra el TPLF arrancó el 4 de noviembre por orden del primer ministro, Abiy Ahmed, en respuesta a un ataque del TPLF --que entonces gobernaba en Tigray-- contra una base del Ejército en Mekelle, que se saldó con la muerte de un importante número de militares etíopes.

Tras ello, las fuerzas etíopes, que contaron con el apoyo de tropas eritreas y las fuerzas especiales de Amhara, lograron tomar Mekelle e imponer una autoridad interna, si bien finalmente han terminado cediendo terreno, lo que llevó a Abiy a anunciar el alto el fuego aduciendo razones humanitarias.

Desde entonces, el primer ministro ha recalcado que el TPLF no supone una "amenaza" para el país y ha negado que el alto el fuego fuera decretado por los avances del grupo, antes de indicar que las informaciones de avances por parte de los milicianos son parte de una campaña de propaganda.