Publicado 29/06/2021 13:17CET

Etiopía.- La UE aplaude el anuncio de alto el fuego en Tigray y pide que se aplique cuanto antes

Archivo - Refugiados de Tigray, Etiopía, en Sudán
Archivo - Refugiados de Tigray, Etiopía, en Sudán - BYRON SMITH/GETTY IMAGES - Archivo

BRUSELAS, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha aplaudido este martes el anuncio de alto el fuego anunciado por el Gobierno de Etiopía en la crisis de Tigray y ha pedido que se aplique cuanto antes y se permita también el acceso humanitario a las zonas de conflicto.

"Tiene que materializarse pronto y debe estar acompañado por un acceso humanitario inmediato y sin restricciones a todos los afectados por el conflicto en la región, así como de la retirada de las tropas eritreas", ha señalado a Europa Press la portavoz de Exteriores de la UE, Nabila Massrali.

Del mismo modo, el bloque europeo ha insistido en que continúen las investigaciones sobre "masacres y atrocidades" cometidas en la región y ha apuntado que la crisis en Etiopía estará en la agenda del Consejo de Asuntos Exteriores de julio y en los contactos de la UE con sus socios internacionales como Estados Unidos.

Este lunes, el Ejecutivo del primer ministro, Abiy Ahmed, ha anunciado que ha aceptado la solicitud de alto el fuego presentada por la administración regional de Tigray, que en principio durará hasta el final de la temporada agrícola, en septiembre.

Adís Abeba alega que con el "alto el fuego unilateral" que ha decretado quiere aliviar la situación de la población de Tigray, especialmente la de las zonas rurales. Busca así responder a problemas como "la lucha contra la langosta", "la pandemia de la COVID-19", "el desplazamiento y la interrupción de las actividades agrícolas debido a la instigación de conflictos violentos por parte del Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF), que han dejado a muchos en la región expuestos a un sufrimiento inimaginable".

Desde noviembre, el Ejército etíope está inmerso en una ofensiva militar contra el TPLF, en respuesta a un ataque del grupo contra la principal base del Ejército en Mekelle tras un drástico repunte de las tensiones entre la formación y el Gobierno central.