Publicado 18/09/2020 16:40CET

Etiopía.- La violencia intercomunitaria deja al menos 140 muertos este mes en el oeste de Etiopía

Etiopía.- La violencia intercomunitaria deja al menos 140 muertos este mes en el
Etiopía.- La violencia intercomunitaria deja al menos 140 muertos este mes en el - MISTRULLI/FOTOGRAMMA/ROPI / ZUMA PRESS / CONTACTOP

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Al menos 140 personas han muerto y miles más se han visto forzadas a abandonar sus hogares como resultado de la violencia intercomunitaria desde principios de septiembre en el oeste de Etiopía, según ha denunciado el opositor Movimiento Nacional de Amhara (NMA).

Según ha contado a Bloomberg el portavoz del NMA, Dessalegn Chanie, los asesinatos en la región de Benishangul-Gumuz comenzaron el 6 de septiembre y siguen las pautas de ataques similares en el pasado a manos de milicianos.

Algunas de las víctimas fueron llevadas a la fuerza a una escuela y les dispararon, mientras que otras fueron atacadas con espadas, ha precisado el portavoz, citando el testimonio de un superviviente.

La Comisión Etíope de Derechos Humanos ha expresado en un comunicado su "profunda preocupación" por la situación de seguridad en la región y ha defendido que, dadas "las pautas de asesinatos similares en el pasado", las autoridades regionales lleven a cabo "investigaciones imparciales, rápidas y efectivas de las circunstancias que llevaron a los asesinatos y hagan que los responsables rindan cuentas".

Asimismo, ha animado "a todos los grupos políticos y actores en la región a entablar un diálogo constructivo y a contenerse de cualquier forma de incitación y actos de violencia".

La violencia de carácter étnico ha ido en aumento en los últimos meses en Etiopía, donde las reformas y las medidas de reconciliación del primer ministro, Abiy Ahmed, parecen haber tenido como consecuencia precisamente mayores tensiones entre los distintos grupos étnicos que componen el país, el segundo más poblado de África.

Este nuevo estallido de violencia se produce tras las mortíferas manifestaciones de junio a raíz del asesinato del famoso cantante oromo Hachalu Hundessa. Unas 200 personas murieron y unas 9.000 fueron detenidas, según la Comisión de Derechos Humanos.

En un mensaje en su cuenta de Twitter publicado el jueves, el primer ministro y Nobel de la Paz en 2019 sostuvo que "los incidentes de seguridad esporádicos" son "perpetrados por grupos que buscan revocar la senda de reformas" iniciada con su llegada al poder en abril de 2018. "Se va a activar una operación especial para que todos los responsables rindan cuentas con la supervisión de la fiscal general", prometió el primer ministro.

Más de 25.000 personas han huido de los ataques lanzados por milicianos y algunos antiguos funcionarios gubernamentales insatisfechos en Benishangul-Gumuz, ha señalado por su parte el Ejército. "El Ejército ha abatido, capturado y herido a algunos de los atacantes y está persiguiendo a los que están a la fuga", ha precisado el director de adoctrinamiento del estamento militar, Mohamed Tessema.

ELECCIONES GENERALES

En otro orden de cosas, la ministra de Salud, Lia Tedesse, ha indicado este viernes ante el Parlamento que el país podría celebrar las elecciones generales que se aplazaron en agosto cumpliendo con una serie de precauciones previas para evitar la propagación de la pandemia.

Según informa la cadena estatal FANA, Lia ha defendido que el país cuenta actualmente con una capacidad preventiva que permite mitigar la propagación, pese a que el virus aún sigue propagándose. Así, ha citado la capacidad de realizar test y de establecer equipos de emergencia y vigilancia.

Además, ha dicho que los contagios podrían reducirse en un 92 por ciento si las normas de distanciamiento social fueran respetadas por el 5 por ciento y el 50 por ciento de la población usara mascarilla. Por todo ello, ha dicho, "el país puede celebrar las elecciones pospuestas si los ciudadanos cumplen con los mecanismos de precaución".

La Junta Nacional Electoral de Etiopía (NEBE) propuso el aplazamiento de los comicios previstos para el 29 de agosto debido a la pandemia, lo que obligó al Parlamento a aprobar el pasado mes de junio una ampliación del mandato tanto de Abiy como del resto de cargos electos del país. La cita con las urnas ha quedado aplazada a entre nueve meses y un año después de que la COVID-19 deje de ser una amenaza.