Publicado 17/12/2020 07:10CET

EU.- Los Veintisiete pasan la noche negociando sin lograr todavía un acuerdo sobre las cuotas pesqueras de 2021

Barcos pesqueros de Balfegó pescando atún rojo
Barcos pesqueros de Balfegó pescando atún rojo - BALFEGÓ - Archivo

BRUSELAS, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Pesca de la Unión Europea continúan con las negociaciones para fijar las posibilidades de pesca en el Atlántico y el mar Mediterráneo en 2021 tras veintiuna horas de conversaciones y una noche en blanco en la que todavía no han conseguido sellar un acuerdo.

Los titulares del ramo de los Veintisiete no se han vuelto a reunir todos juntos desde las 10.00 horas de la mañana del miércoles, cuando rechazaron un primer texto para intentar el pacto. Después dieron paso a las negociaciones en reuniones bilaterales o en pequeños grupos que se han prolongado hasta este momento.

Estos contactos no han desembocado aún en un acuerdo sobre las posibilidades de pesca que se negocian en la reunión, que son las cuotas para el Atlántico y el Mar del Norte, las correspondientes a especies de aguas profundas y los días de pesca que podrá faenar la flota del Mediterráneo.

España, sin embargo, ya está satisfecha con los últimos cambios, según han informado fuentes diplomáticas, aunque no han trascendido los detalles del último documento en manos de las delegaciones y que, en cualquier caso, todavía tendrá que ser modificado.

A lo largo de la noche se ha retrasado en varias ocasiones la hora prevista para una nueva reunión de los ministros ya a Veintisiete para certificar un acuerdo. Fuentes comunitarias avisaron primero que no sucedería antes de la medianoche del miércoles, pero después la hora se fue postergando y ahora mismo no se espera antes de las 7.30 horas.

El de 2020 se ha convertido ya en el Consejo de Pesca más largo de los últimos años y supera ya el de 2019, cuando el acuerdo se alcanzó sobre las 6.30 horas de la mañana. En esta ocasión, a las dificultades tradicionales que plantea el reparto de las cuotas de las aproximadamente 150 poblaciones se suma el problema generado por el hecho de que Bruselas y Londres no hayan cerrado aún un pacto sobre su relación a partir del 1 de enero.

Esto supone que 119 de esos 'stocks', cuya gestión es compartida entre la UE y Reino Unido, no pueden ser repartidos todavía. Como solución temporal, la Comisión Europea ha planteado un periodo de tres meses para que la flota comunitaria pueda pesca especies como la merluza, gallo o rape en el Golfo de Vizcaya y en Gran Sol.

Sobre el resto de poblaciones cuya gestión corresponde únicamente a la UE, España está concentrando sus esfuerzos en revertir los recortes planteados para la merluza de aguas ibéricas, el lenguado Sur y la cigala capturada en el Golfo de Cádiz.

Con respecto al Mediterráneo Occidental, España se opone a la disminución de los días de actividad que planteaba Bruselas y que era del 15% y que se sumaría la bajada del 10% que se ha tenido que efectuar a lo largo de este año.