Publicado 21/01/2021 19:35CET

La Eurocámara da su visto bueno a aumentar lo recursos para proveer de ayudas a personas en situación de pobreza

Uno de los poblados de la Cañada Real Galiana, en Madrid (España), a 19 de enero de 2021. Según datos facilitados hoy por Más Madrid, los residentes de la Cañada Real Galiana, entre los que se encuentran 1.800 menores, suman ya 109 días sin luz y ocho sin
Uno de los poblados de la Cañada Real Galiana, en Madrid (España), a 19 de enero de 2021. Según datos facilitados hoy por Más Madrid, los residentes de la Cañada Real Galiana, entre los que se encuentran 1.800 menores, suman ya 109 días sin luz y ocho sin - Ricardo Rubio - Europa Press

BRUSELAS, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento Europeo ha dado este jueves su visto bueno al reglamento comunitario que permite a los Estados miembros seguir utilizando en 2021 y 2022 recursos adicionales puestos a su disposición a raíz de la crisis económica provocada por la pandemia para proveer de comida y asistencia básica a los más necesitados.

La normativa ha sido aprobada por los eurodiputados y ahora debe ser adoptada formalmente por el Consejo de la UE (que representa a los Estados miembros) para que pueda entrar en vigor.

Una vez aprobada formalmente, los países del bloque tendrán la posibilidad de aumentar los recursos del Fondo de Ayuda Europea a los Más Necesitados (FEAD) para desarrollar medidas encaminadas a proveer comida y dar asistencia básica a personas que se encuentren en situación de pobreza o exclusión social.

En este caso, y con el objetivo de aliviar la carga que pesa actualmente sobre los presupuestos públicos, los recursos adicionales que se destinen a este fondo no tendrán que ser cofinanciados por los Estados miembros. La Comisión Europea, además, proporcionará una prefinanciación para acelerar el desembolso de las ayudas.

El FEAD se creó en 2014 y está dotado con 3.800 millones de euros. Cada año se benefician de sus ayudas unas 13 millones de personas en la UE, de los cuales aproximadamente cuatro millones son menores de edad.

Según los datos del Parlamento Europeo, la pandemia de coronavirus ha agravado la situación del más del 20 por ciento de la población del bloque que está en riesgo de pobreza y exclusión social, ha profundizado las divisiones sociales y ha aumentado la pérdida de puestos de trabajo y la desigualdad.