La Eurocámara pedirá este jueves ampliar las sanciones de la UE al Gobierno "ilegítimo" de Maduro

Publicado 27/03/2019 18:19:17CET
REUTERS/VINCENT KESSLER - Archivo

   Exigirá impedir que el mandatario utilice el grupo de contacto abanderado por la UE para no renunciar

   BRUSELAS, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El pleno de la Eurocámara pedirá este jueves salvo sorpresas que la UE refuerce las sanciones al Gobierno de Nicolás Maduro e impedir que éste utilice el grupo de contacto internacional abanderado por la UE para mantenerse en el poder.

   Los grupos del Partido Popular Europeo, Conservadores y Reformistas y el liberal ALDE han pactado una resolución conjunta que será sometida a votación este jueves por el pleno tras el debate de urgencia en la Eurocámara el pasado 12 de marzo a raíz de los apagones en Venezuela, que el Gobierno de Maduro achaca al sabotaje, mientras que la oposición denuncia que se debe a la falta de inversión y mantenimiento de las instalaciones.

   En el texto, pedirán "sanciones adicionales contra los activos en el extranjero de las autoridades estatales ilegitimas y aquellos individuos responsables de violaciones de Derechos Humanos y la represión" y que la UE restrinja "sus movimientos y congele activos y visas, incluido de sus familiares más cercanos".

   Asimismo, lamentan la falta de "ningún resultado tangible" del grupo de contacto internacional abanderado por la UE con el objetivo de crear las condiciones mínimas para permitir la celebración de elecciones presidenciales anticipadas y facilitar la entrega de ayuda humanitaria urgente para Venezuela y exigen impedir que el grupo, al que piden cooperar con el Grupo de Lima, "sea utilizado por el régimen ilegal de Maduro como estrategia para retrasar la solución a la crisis con el objetivo de permanecer en el poder".

RECONOCIMIENTO A GUAIDÓ

   En el texto, reiteran su "reconocimiento de Juan Guaidó como el presidente interino legítimo" y expresan "pleno apoyo" a su 'hoja de ruta' para "acabar la usurpación", crear "un Gobierno de transición nacional y elecciones presidenciales anticipadas" y respaldan "una solución pacífica" que pase por "elecciones presidenciales creíbles, transparentes y libres", sujetas a "un calendario preciso", garantizando "condiciones justas para todos", un Consejo Electoral Nacional "neutral" y la presencia de observadores internacionales.

   En este contexto, instan a los Gobiernos de la UE que no le han reconocido como tal a hacerlo "urgentemente", en alusión a Italia, Chipre, Grecia y Eslovaquia, y reclaman igualmente "un reconocimiento pleno" de los representantes diplomáticos nombrados por Guaidó "como embajadores".

   El pleno condenará "la represión feroz" en Venezuela, "el acoso, detención y expulsión de varios periodistas", así como la detención del jefe de Gabinete de Guaidó, Roberto Marrero, por los servicios de seguridad venezolanos y el secuestro del vicepresidente de la Asamblea Nacional, Juan Requesens, cuya liberación "inmediata" reclaman a Caracas, así como la del dirigente opositor Leopoldo López y del resto de familiares o colaboradores de Guaidó detenidos y exigirá el fin de la represión contra la oposición y periodistas.

   En el texto, han denunciado la "brutal represión" de las fuerzas de seguridad venezolanas para impedir la entrada de ayuda humanitaria pese a la "grave" situación de emergencia humanitaria en Venezuela y han condenado uso de grupos armados "irregulares" para atacar a civiles y políticos que se movilizaron para facilitar el reparto de la ayuda, al tiempo que han respaldado a los militares venezolanos que desertaron tras rechazar participar en la represión.

   En el texto, piden más ayuda de la UE para los refugiados y explorar una conferencia de donantes internacional en apoyo a "la reconstrucción y la transición a la democracia" en Venezuela.

   Además, rechazan la intervención de agentes cubanos en la crisis venezolana que "ha contribuido a desestabilizar la democracia y aumentar la represión política contra las fuerzas democráticas venezolanas" y avisan a La Habana de que "podría tener consecuencias" para el acuerdo de normalización sellado con la UE.

   En nombre del grupo de los Socialistas y Demócratas (S&D), la eurodiputada del PSOE Elena Valenciano ha presentado siete enmiendas a la resolución conjunta para que incluya, entre otros, un rechazo categórico a "una intervención militar" en Venezuela y un respaldo al grupo de contacto como "la única iniciativa política actual" que mantiene interlocución con "todos" los actores en Venezuela.

   Los socialistas también condenan en otra enmienda al Gobierno de Maduro por impedir la entrada de ayuda humanitaria e instan al servicio diplomático europeo que promueva "activamente" un acuerdo para crear corredores humanitarios para canalizarla a través de la ONU de forma "imparcial" e "impedir" que Caracas la utilice "en beneficio propio".

Para leer más