Actualizado 07/05/2015 13:39:45 +00:00 CET

Eurocaravana 43 por Ayotzinapa llega a España: "Queremos vivos a nuestros hijos"

Eurocaravana 43 llega a España:
Foto: NOTIMÉRICA
  

MADRID, 7 May. (Notimérica) -

   En la mañana de este jueves tres miembros del movimiento Eurocaravana 43 han dado una rueda de prensa en Madrid (España) para dar a conocer en el país que continúa su demanda de presentación de los 43 estudiantes con vida, ya que su esperanza de encontrarlos continúa vigente.

   El integrante del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, Román Hernández, el padre del estudiante desaparecido Mauricio Ortega Valerio, Eleucadio Ortega, y el estudiante de Ayotzinapa, Omar García, han presidido la rueda de prensa en Madrid donde han querido reivindicar la situación insostenible por la que está pasando México.

   El pasado 26 de septiembre tuvo lugar la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa, en el Estado de Guerrero (México) y aún se desconoce el paradero de dichos normalistas, por lo que, en materia de derechos humanos, los tres mexicanos quieren denunciar la "tortura e impunidad generalizada" que se vive en su país de la mano del mandatario Enrique Peña Nieto, quien ha propiciado evidencias de "un régimen autoritario e impuesto".

    Entre sus objetivos principales, Hernández, Ortega y García quieren "que el estado mexicano implemente las recomendaciones establecidas por los derechos humanos y que tipifique el delito de desaparición forzada", que ha provocado la desaparición de sus hijos, amigos y hermanos en extrañas circunstancias que aún no han sido explicadas.

   "En México no hay garantías para acceder en plenitud de los derechos humanos", ha señalado Hernández, "el gobierno mexicano ya no sirve para nosotros porque no hay justicia", pero es un hecho que están luchando por recuperar a los desaparecidos y que los responsables no queden impunes.

Voceros Eurocaravana 43

QUIEREN TUMBAR EL GOBIERNO

   En ese sentido, Ortega ha señalado que al principio no podía creerlo, "el gobierno debe proteger, ¿cómo va a ser el asesino?", pero, poco después de que los estudiantes desaparecieran, las autoridades mexicanas aseguraron que los restos de sus 43 allegados estaban en 28 fosas ubicadas cerca de Iguala. En noviembre, un grupo de forenses argentinos determinó que los restos hallados no pertenecían a los normalistas.

   Dichas fosas se encontraban en el basurero de Cocula, según Ortega, "el escenario perfecto para quemar unos restos que no coincidían con los de los desaparecidos", entre ellos prótesis dentales y huesos animales, aunque eso fue lo que les hicieron creer.

   Una teoría que también apoya el abogado y político Murillo Karam quien, a pesar de las pruebas de los forenses, sigue defendiendo desde el 27 de septiembre la versión oficial que señalaba que los estudiantes habían sido asesinados y calcinados y sus restos eran los encontrados en las 28 fosas antes señaladas.

   Conscientes de que México no posee altos niveles de investigación y desarrollo para resolver esta situación, los activistas de Ayotzinapa no se resignan a abandonar la causa: "Estamos en pie de lucha, el gobierno se llevó vivos a nuestros hijos y vivos los queremos".

   Por eso, Ortega ha informado de que no va a haber elecciones, y que "seguirán hasta tumbar el gobierno". En palabras de García la cuestión es clara: "No vamos a votar por ningún cártel o narcotraficante en Guerrero", porque los políticos están al mismo nivel que los narcos y forman parte del crimen organizado.

   Otra de las cuestiones que han recalcado los voceros es la acusación con la que se señaló a los 43 desaparecidos, pues las autoridades alegaron que se trataba de "delincuentes". A esta cuestión, García ha señalado que "no hay protocolos correctos para aplicar la justicia en México", ya que "si los 43 eran delincuentes, ¿por qué no fueron a la cárcel con un proceso judicial?". Esta caravana busca una explicación al respecto para las familias y la sociedad mexicana, ya que lo que Karam quiere hacer creer es que "los padres de las víctimas se convierten en los culpables de su propia desgracia", y eso no es así.

Voceros Eurocaravana 43

DENUNCIA DE LAS AUTORIDADES

   Por otra parte, García también ha querido señalar que ha habido otros movimientos anteriores al 26 de septiembre de 2014, pero que el gobierno los ha orillado y los ha apartado porque no interesaba que se defendiera la causa de los derechos humanos en relación a casos de feminicidios, asesinatos y desapariciones, entre otros.

   Los voceros aseguran que quieren ayuda y que están respondiendo como pueden en una situación en la que a veces no saben la dirección correcta por falta de medios. "En México los estudiantes deben entender que quieren hacer de este movimiento un amplificador que haga eco de su lucha", ha citado García.
  

SOBORNOS

   A finales del año pasado, García ha relatado que las autoridades intentaron sobornar a diversas familias allegadas a los 43. "Igual que intentaron engañarnos con huesos de animales, en algunos casos han llegado a ofrecer 1,5 millones de pesos (más de 97.500 dólares) por nuestro silencio o bienes materiales como becas para otros hijos, casas o carritos".

   Estas acciones fueron denunciadas por los propios padres de los estudiantes en una asamblea, con intención de informar sobre una cuestión que denotaba una seria ilegalidad del sistema y una impunidad descarada.

RECORRIDOS EUROCARAVANA 43

   Con intención de compartir la presión que se vive en México, los tres activistas han venido a llamar la atención de los gobiernos internacionales en defensa de su causa, como ya han hecho de la mano de la Eurocaravana 43 en Estados Unidos, Canadá y España desde el 16 de abril. En relación a este movimiento, esta tarde habrá una manifestación en Madrid. 

   Asimismo, son numerosos los destinos que comprende su agenda en favor de que aparezcan con vida los 43 estudiantes, pasando por países como Noruega, Suecia, Finlandia, Alemania, Italia, Francia, Países Bajos, Bélgica y Londres, entre otros, que pondrá fin a su gira el próximo 19 de mayo.

   Los tres voceros han señalado que han encontrado en su mayoría solidaridad internacional hacia su causa, y que "el balance es bueno, hay sensibilidad y se están despertando conciencias. Ayotzinapa es el punto de inflexión".