Europa.- Malta niega un acuerdo secreto con Libia para interceptar migrantes en el Mediterráneo

Publicado 10/11/2019 11:59:46CET

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno maltés ha desmentido una información publicada este domingo por el 'Times of Malta' que habla de un acuerdo secreto alcanzado con las autoridades libias para enviar a sus centros de detención a inmigrantes interceptados en el Mediterráneo.

En virtud de este presunto acuerdo, Malta habría acordado la cooperación entre el Ejército y los guardacostas libios para devolver a los migrantes a la capital de Libia, Trípoli.

El pacto habría sido alcanzado entre miembros del Ejército y de los guardacostas a través de la mediación de un alto cargo del Gobierno maltés, Neville Gafà, identificado únicamente como un "asesor de la oficina del Primer Ministro", sin cargo más específico, y acusado en numerosas ocasiones de aceptar sobornos a cambio de la entrega de visados médicos a ciudadanos libios, acusaciones que ha desmentido.

Una cooperación tan estrecha que habría originado un incidente denunciado en su día por el enviado especial de la Agencia para los Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR) en el Mediterráneo Central, Vincent Cochetel, por el que Malta permitió la entrada de una patrulla libia en su llamada "zona de rescate" para capturar a los inmigrantes.

En respuesta, un portavoz del Gobierno de Malta ha asegurado que el país siempre actúa de acuerdo con las convenciones y la normativa internacional.

"En los últimos meses, Malta ha seguido dando la bienvenida a migrantes y solicitantes de asilo incluso sin estar legalmente obligada a hacerlo, en un espíritu de cooperación con el resto de estados de la Unión Europea", según ha explicado al diario maltés este portavoz.

Organizaciones humanitarias han advertido en numerosas ocasiones que los guardacostas libios no están preparados para tratar de manera correcta a los inmigrantes que incercepta en el Mediterráneo, quienes son devueltos a los centros de detención libios, donde subsisten en condiciones infrahumanas y quedan a merced de los traficantes de personas.

Contador