Publicado 12/03/2021 17:40CET

Europa.- Más de 40 países, entre ellos España, piden ante la ONU la liberación de Navalni

Archivo - Detención durante la protesta de apoyo a Alexei Navalni en Moscú
Archivo - Detención durante la protesta de apoyo a Alexei Navalni en Moscú - MIHAIL TOKMAKOV / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

Más de 40 países, en su mayoría europeos --entre ellos España--, han reclamado ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU la liberación del opositor ruso Alexei Navalni, cuestionando directamente el papel de Rusia en un caso que consideran "político" y que deriva de una "detención ilegal".

Los países firmantes están "preocupados por el deterioro de la situación de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales" en Rusia, que han personificado en Navalni. El dirigente opositor fue arrestado en enero tras regresar a Moscú, después de pasar meses en Berlín recuperándose de un envenenamiento.

Un tribunal ruso ordenó su ingreso en prisión para cumplir una condena por fraude dictada en 2014. "Se basa en una sentencia previa que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos declaró arbitraria y poco razonable", han recordado los países críticos, en un comunicado difundido por Polonia y que comparten, entre otros, Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania y Australia.

Las últimas medidas, han añadido, "son inaceptables y tienen motivaciones políticas", lo que contravendría los compromisos internacionales sucritos por la propia Rusia.

"Pedimos a la Federacióin rusa que libere de forma inmediata e incondicional al señor Navalni y a todos aquellos detenidos ilegal o arbitrariamente", han reclamado los gobiernos críticos, que también han mostrado su preocupación por el gran número de detenciones durante las protestas en favor del dirigente opositor.

Los países que suscriben este texto se han comprometido a seguir de cerca la situación de los Derechos Humanos en Rusia, en general, y la evolución del caso de Navalni, en particular, teniendo en cuenta que aún "no se ha investigado adecuadamente ni se ha explicado de manera creíble" el envenenamiento de agosto.