Publicado 10/07/2020 17:01CET

Europa.- La Media Luna Roja alerta de un aumento de inmigrantes ahogados en las costas norteafricanas en 2020

Europa.- La Media Luna Roja alerta de un aumento de inmigrantes ahogados en las
Europa.- La Media Luna Roja alerta de un aumento de inmigrantes ahogados en las - Flavio Gasperini/SOS MEDITERRANE / DPA

La amenaza del coronavirus y el final del mal tiempo han motivado que cada vez más personas se lancen a la desesperada a Europa

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las sociedades de la Media Luna Roja en Túnez y Libia han constatado más de un centenar de inmigrantes fallecidos en las costas del norte de África en el mes de junio respecto al mismo periodo del año pasado y han pedido la solidaridad internacional ante una situación que tiene visos de agravarse en los próximos meses, con el calor y el levantamiento de las restricciones por el coronavirus.

La Media Luna Roja ha confirmado que sus equipos han sacado de las aguas a 26 cadáveres en Libia y más de 30 en Túnez a lo largo de junio, un 20 por ciento más de fallecidos respecto al mismo mes de 2019, según estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

"Mientras los voluntarios italianos de Cruz Roja prestan ayuda a los supervivientes del viaje, al otro lado del Mediterráneo, por desgracia, nuestros voluntarios de la Media Luna Roja en Libia y Túnez no pueden hacer más que recoger los cuerpos de quienes no lo han conseguido", ha lamentado el presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, Francesco Rocca.

Para Rocca se trata de una tragedia y de una cuestión de dignidad, dado que los equipos de voluntarios también se ocupan de transferir los cuerpos a los hospitales locales.

"Es más que una estadística. Es gente que estaba llena de esperanza por un futuro mejor, con familia y amigos que les querían, y que atravesaron incontables dificultades solo para acabar así. Que nadie lo olvide", ha remarcado el presidente de la organización.

La federación también quiere recalcar que, según la ONU, este año han llegado a las costas de Italia --uno de los principales destinos de los migrantes-- el doble de personas en comparación con los seis primeros meses del año anterior. Y sin embargo, este hecho "no describe la imagen completa de la situación".

Esto se debe a que el Gobierno italiano, explica la organización, ha declarado sus puertos inseguros desde abril debido al coronavirus y se ha evitado el desembarco de migrantes hasta que puedan ser redirigidos a otros países o se haya retrasado sustancialmente.

Como consecuencia, los migrantes se quedan a bordo durante largos períodos de tiempo con acceso limitado a la salud, la protección o cualquier otro tipo de asistencia.

"Nuestro temor es que la situación solo empeore, con la profundización de la crisis económica causada por el coronavirus", ha declarado Rocca. "Tienen demasiado miedo a buscar ayuda cuando están enfermos y es casi imposible mantenerse a una distancia física de los demás en campos de refugiados llenos de gente", ha añadido. Factores sumados que, concluye, "contribuyen a que esta gente tome la decisión de intentar cruzar el Mediterráneo".

"Los estados miembro de la UE no pueden afrontar esta situación en solitario", ha apuntado la Federación. "Y, al otro lado del mar, los países de África del Norte y Central tampoco deberían quedarse solos: la humanidad y la solidaridad son las únicas respuestas", ha remachado.