Publicado 14/10/2020 20:08CET

Europa.- Save the Children alerta del aumento del número de niños que intentan cruzar el Mediterráneo huyendo de Líbano

Europa.- Save the Children alerta del aumento del número de niños que intentan c
Europa.- Save the Children alerta del aumento del número de niños que intentan c - Marwan Naamani - Archivo

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Save the Children ha alertado este jueves del incremento de las personas, incluidos niños, que arriesgan sus vidas en el mar Mediterráneo intentando huir de las múltiples crisis en Líbano en dirección a las costas europeas.

La crisis económica en la que está sumido el país, agravada por la pandemia de coronavirus y las explosiones registradas el 4 de agosto en el puerto de la capital, Beirut, ha provocado un aumento de la cifra de personas que intentan huir del país a través del mar Mediterráneo.

La situación económica, la peor en el país desde el fin de la guerra civil, se ha visto reflejada en un aumento de la inflación, el derrumbe de la libra libanesa y la falta de artículos de primera necesidad, lo que ha hecho aumentar los índices de pobreza.

Así, entre julio y septiembre se han registrado 21 intentos de travesía, frente a los 17 de todo 2019. Durante el mes de septiembre fueron devueltas al país cinco embarcaciones, con un total de 230 personas a bordo, que no lograron alcanzar las costas de Chipre.

Este repunte se ha saldado con varios muertos, incluidos niños. "Estamos ante historias reales de niños y niñas que han visto morir a otros, incluso a sus propios padres o madres en un barco que en teoría los trasladaba hacia un futuro mejor", ha lamentado Jennifer Moorehead, responsable de Save the Children en Líbano.

"Esto da idea de la situación desesperada de estas familias que arriesgan sus vidas e insisten en que lo harían de nuevo al no ver ninguna esperanza para sus hijos. No pueden soportar otro año como este", ha agregado, según un comunicado publicado por la ONG.

Una familia siria entrevistada por la ONG ha relatado su infructuosa travesía, en la que los hijos de una mujer vieron morir a su madre en la embarcación, en la que otros padres tuvieron que atar los cadáveres de sus hijos a los costados del barco para evitar que los cuerpos se perdieran en el mar.

Jaled, de doce años, ha manifestado que su madre, que sufría diabetes, falleció el octavo y último día de viaje. "Navegamos unas 20 horas hasta que nos quedamos sin combustible y el patrón de la embarcación dijo que nos habíamos perdido. Estuvimos ocho días sin comida ni agua, y la salud de mi madre empeoró. Estábamos desesperados", ha dicho.

La hermana del niño, Baraa, de 19 años, intentó ayudar a dos niños menores de tres años. "El niño pequeño empezó a tener síntomas de deshidratación. Estuve comprobando su pulso, temperatura y respiración; murió en mis brazos", ha indicado.

Jaled ha apuntado además que le preocupa volver a la escuela tras lo sucedido. "Me preocupa volver a la escuela y que el profesor me culpe por la muerte de mi madre, por embarcarnos en este terrible viaje" ha sostenido.

Otros menores que participaron en estos viajes han contado que estuvieron a la deriva más de una semana sin comida ni agua, mientras las madres intentaban filtrar el agua salada con la ropa. Pese a ello, Raed, de 18 años, ha incidido en que volvería a intentarlo ante la falta de oportunidades en Líbano.

"Si se me presenta ahora la oportunidad de viajar de nuevo, haría inmediatamente las maletas. Es por nuestra educación, porque no hay futuro ni esperanza aquí", ha argüido, también en declaraciones a Save the Children.

Por ello, la ONG ha pedido al Gobierno libanés que dé prioridad a la entrega de ayuda económico a los niños y niñas más vulnerables y sus familias, al tiempo que ha solicitado a Chipre que gestione las solicitudes de asilo de niños que llegan a su territorio.

Contador