Publicado 30/09/2015 01:50CET

Ex coronel del Ejército de Colombia acepta su vinculación a 32 casos de 'falsos positivos'

BOGOTÁ, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El coronel retirado del Ejército colombiano Robinson Gonzales del Río se ha declarado culpable este martes de 32 casos de 'falsos positivos', como se conoce popularmente a las ejecuciones extrajudiciales de civiles presentados como guerrilleros caídos en combate.

Los hechos habrían tenido lugar entre 2006 y 2009 en los departamentos colombianos de Antioquia, Cauca y Caldas, cuando Gonzales del Río se desempeñó como comandante del batallón Mártires de Puerres. El exmilitar podría ser condenado hasta a 60 años de prisión por estos hechos.

Ante el juez, Gonzales del Río ha reconocido que ordenó a sus soldados asesinar en catorce operativos a campesinos inocentes con el objetivo de que su batallón obtuviese reconocimientos por el número de guerrilleros muertos en combate, tal y como ha informado la emisora colombiana Caracol Radio.

De esta forma, ha aceptado los cargos de "concierto para delinquir agravado, homicidio en persona protegida, falsedad ideológica en documento público y porte, fabricación y uso de armas".

'FALSOS POSITIVOS'

La Fiscalía colombiana investiga a un total de 5.137 agentes del Estado por 'falsos positivos', de los cuales 2.308 están en una etapa avanzada del proceso judicial. Sin embargo, hasta ahora solo ha habido 932 condenas, de las cuales 862 han sido contra miembros del Ejército.

Estas revelaciones contradicen lo afirmado por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien ha asegurado en varias ocasiones que "no hay ni una sola investigación en contra de altos oficiales" por casos de 'falsos positivos'.

Santos reaccionó de esta manera al informe difundido hace varios meses por Human Rights Watch (HRW), que vincula a altos mandos militares con ejecuciones extrajudiciales, y exigió a la ONG estadounidense pruebas de sus acusaciones.