El exasesor presidencial peruano se fuga de su residencia de Bolivia donde esperaba su extradición

Actualizado 25/05/2015 0:20:06 CET
Martín Belaunde en la campaña de Ollante Humala en 2006
Foto: IVAN ALVARADO / REUTERS

LA PAZ, 24 May. (Reuters/Notimérica) -  

   El ex asesor presidencial peruano Martín Belaunde, acusado de corrupción en su país, escapó el domingo de su domicilio en Bolivia donde esperaba bajo custodia policial su extradición a Lima.

   "El señor Belaunde se ha fugado de la residencia donde se encontraba custodiado por un equipo de policías", dijo el ministro de la Presidencia boliviano, Juan Ramón Quintana.

   El funcionario explicó que Belaunde se habría fugado en la madrugada del domingo y que el Gobierno ha emitido una orden de captura sobre el ex asesor peruano, desplegando a todas las unidades de la policía para dar con él y notificando el echo a la Interpol.

   "Lamentamos profundamente la negligencia y la presunta complicidad del equipo policial que era responsable de mantener al señor Belaunde vigilado y protegido", agregó Quintana, quien detalló que los policías que lo custodiaban están declarando ante las autoridades.

   La desaparición había sido denunciada por el abogado de Belaunde. "Estamos absolutamente alarmados sobre lo que está pasando. Martín Belaunde estaba hasta ayer (sábado) con todos los custodios, con la fuerza policial resguardando su seguridad. Me llamó la familia preocupada, angustiada porque no saben de su paradero", dijo el abogado Jorge Valda a radio Erbol.

   Belaunde está acusado en Perú de peculado y de asociación ilícita para delinquir, delitos por los que tiene una orden internacional de captura y que en diciembre lo llevaron a escapar a Bolivia y pedir asilo, que le fue negado.

   El ahora desaparecido ex asesor había dicho días atrás en una entrevista con Reuters que temía por su vida si era trasladado a una prisión de su país.

   Belaunde tuvo una activa participación como asesor y publicista en la primera campaña electoral del presidente peruano Ollanta Humala, en el 2006, y colaboró de forma esporádica en la campaña para las elecciones del 2011, cuando Humala llegó a la presidencia de Perú.

   El ex asesor ha dicho que es inocente de los cargos de peculado y de asociación ilícita y aseguró ser un chivo expiatorio que ha sido acusado con pruebas falsas.

Para leer más