Publicado 14/03/2015 19:10CET

Exchavistas disidentes confirman la conspiración denunciada por Nisman en el caso AMIA

Manifestación por la muerte del fiscal Alberto Nisman
MARCOS BRINDICCI / REUTERS

BUENOS AIRES, 14 Mar. (Notimérica) -

Tres exintegrantes de la cúpula chavista habrían confirmado la existencia de un pacto tripartito entre Irán, Venezuela y Argentina para encubrir el atentado a la AMIA y conseguir secretos nucleares a cambio de dinero para la campaña electoral de Cristina Fernández en 2007, según la revista brasileña 'Veja'.

La revista de investigación ha publicado este sábado un artículo en el que tres exchavistas disidentes exiliados en Estados Unidos --que no quisieron revelar sus identidades-- confirmarían la denuncia que el pasado mes de enero presentó Nisman contra la presidenta de Argentina y otros miembros del Gobierno y del 'kirchnerismo'.

El origen del pacto habría sido tanto el interés de Irán por encubrir a los responsables del atentado de la AMIA como conseguir de Argentina la tecnología nuclear necesaria para obtener plutonio sin necesidad de enriquecer uranio, y así no llamar la atención de las autoridades internacionales de vigilancia.

A cambio, los representantes del Gobierno argentino recibirían grandes cantidades de dólares y, en concreto, dinero para la campaña electoral de Cristina Fernández de Kirchner por la Presidencia en el año 2007, según cuentan estos disidentes del chavismo, que habrían abandonado Venezuela meses después de asumir Maduro la presidencia en 2013.

Como señala la revista brasileña, el caso Antonini Wilson estaría directamente relacionado con este intercambio.

Este caso se produjo en 2007, en plena campaña electoral en Argentina, cuando el empresario venezolano Guido Antonini Wilson entró en Argentina con una maleta que contenía casi 800.000 dólares no declarados y fue descubierto por una agente de aduanas.

Antonini Wilson declaró más tarde que ese dinero estaba destinado a la campaña de Fernández de Kirchner y que, de hecho, habían conseguido pasar otros 4,2 millones de dólares que no fueron decomisados, lo que causó mucho revuelo en el país.

Lo que ahora revelan los exchavistas que hablaron con la revista 'Veja' es que Chávez, que viajó a Argentina poco después de Antonini Wilson y que tenía una estrecha relación diplomática con Ahmadineyad, habría reconocido en una reunión privada que ese dinero procedía de Irán.

Los exchavistas entrevistados, sin embargo, no pueden asegurar si Irán recibió los secretos nucleares que anhelaba, pero sí que Argentina recibió mucho, tanto por medios legales como la compra de títulos de deuda por parte de Venezuela e Irán, como ilegales, como la entrega de maletas de dólares.

ELEMENTOS DUDOSOS Y NUEVAS POSIBILIDADES

La principal pregunta que no termina de responder el testimonio de estos exfuncionarios del chavismo sería: ¿Cómo podían existir estos acuerdos ya en 2007, si en aquella época Néstor Kirchner era absolutamente contrario a una negociación con Irán?

Como está reconocido en el país por numerosas fuentes y testimonios, Kirchner rechazó una vez tras otra la posibilidad de realizar acuerdos con Irán y los responsabilizaba directamente por el atentado a la AMIA, tanto mientras fue presidente como después como marido de la presidenta.

El cambio de actitud del Gobierno argentino no se produjo hasta después de su muerte, ocurrida en 2010, y culminó con el Memorándum de Entendimiento que firmaron las autoridades argentinas e iraníes en enero de 2013, que fue el detonador para la investigación que comenzó el difunto fiscal Alberto Nisman.

Según la denuncia de Nisman, el encubrimiento del atentado habría tenido como contraparte el comercio de grano y petróleo, algo considerado ridículo por, entre otros miembros del Gobierno de Argentina, el canciller Héctor Timerman, uno de los denunciados por Nisman.

Sin embargo, las declaraciones en 'Veja' hablan del intercambio nuclear a cambio de dinero, una posibilidad que en varias ocasiones se había barajado en los medios argentinos pero que aún estaba falta de sustento. Ahora, con estas revelaciones, esta teoría resurge.