El exdirector de Odebrecht asegura que fue "casi obligado a construir una historia" para perjudicar a Lula da Silva

Actualizado 17/07/2019 13:01:47 CET
Simpatizantes del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva
Simpatizantes del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva - Cris Faga/ZUMA Wire/dpa - Archivo

   BRASILIA, 17 Jul. (Notimérica) -

   El exdirector general de la constructora brasileña Odebrecht Carlos Armando Paschoal, declaró ante la Justicia de São Paulo que fue "casi obligado a construir una historia" para inculpar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, cuando se presentó como 'colaborador' en el caso 'Lava Jato'.

   Durante una audiencia celebrada el pasado 6 de julio, Paschoal se refirió específicamente a la investigación que giró en torno al presunto pago de sobornos para la reforma de una casa de fin de semana en Atibaia, São Paulo, supuestamente financiada por las constructoras OAS, Odebrecht y Schahin.

   En febrero de 2019, la Justicia brasileña sostuvo que el líder del Partido de los Trabajadores (PT) recibió un millón de reales (270.000 dólares) por las reformas del inmueble y condenó al exmandatario a 13 años de prisión por presunta corrupción y lavado de activos.

   En su testimonio, donde tuvo que explicar qué motiva a una persona a hacer delaciones, el exdirector de Odebrecht, que también fue condenado en el mismo caso a dos años de prisión con régimen abierto, acusó a los funcionarios del Ministerio Público Fiscal (MPF) de haberle "coaccionado" para que declarase en contra de Lula, según infomró 'Actualidad RT'.

   "En el caso del sitio (de Atibaia, la casa en cuestión), que no tengo absolutamente nada que ver, por ejemplo, casi me coaccionaron para que diera cuenta de lo que había sucedido. Y yo, en realidad, en ese caso, identifiqué al ingeniero para hacer el trabajo. Tuve que construir una historia", reconoció.

   Según Paschoal, se vio obligado a señalar algo como "mira, esto sucedió, esto, esto y aquello", y apuntó "al ingeniero que hiciera las obras". Sin embargo, no dio más precisiones sobre el relato que supuestamente tuvo que crear.

   En noviembre de 2018, el empresario testificó bajo la figura de 'delación premiada' (es decir, confiesan ser parte de un delito a cambio de penas más bajas) ante la Corte 13 del estado de Paraná, donde ejercía como juez el actual ministro de Justicia Sérgio Moro.

   Tras conocer la declaración de Paschoal, el abogado de Lula, Cristiano Zanin Martins, señaló que la defensa del expresidente ya había señalado la existencia de una estrategia político-judicial para encarcelar a su cliente: "Solo refuerza lo que dijimos".

FILTRACIONES

   Desde el mes pasado, Moro ha sido blanco de las noticias publicadas por el portal 'The Intercept' sobre las conversaciones entre él y los fiscales de la operación anticorrupción 'Lava Jato'.

   Los diálogos muestran, entre otras cosas, la supuesta injerencia del exjuez en las acciones del Ministerio Público Federal (MPF) y cómo se coordinó con los fiscales para encarcelar a Lula.

   El intercambio de mensajes muestra que Moro y los fiscales colaboraron y que tenían especial interés en el caso del exmandatario izquierdista, algo que en la actualidad sus abogados están usando para demostrar que el actual ministro nunca fue un juez "imparcial" y que por ello la condena de Lula debe ser anulada.

   Por su parte, en una reciente comparecencia ante el Senado y la Cámara de Diputados, Moro señaló que "no tenía nada que esconder", afirmando que existe "un grupo criminal estructurado" que tiene como objetivo "invalidar condenas por corrupción y lavado de dinero" y "obstaculizar investigaciones" que todavía están en marcha y que pueden "afectar a personas poderosas".

Para leer más