El exembajador de Guatemala en EEUU se desmarca ante el juez de los encargos de Villarejo

Publicado 08/07/2019 15:33:40CET
 Julio Ligorría, exembajador de Guatemala en Estados Unidos
Julio Ligorría, exembajador de Guatemala en Estados UnidosYOUTUBE - Archivo

   MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El exembajador de Guatemala en EEUU Julio Ligorría se ha desmarcado este lunes ante el juez de los encargos del comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo para frenar la extradición del naviero español Ángel Pérez Maura a aquel país, y ha incidido en que se reunió "un par de veces" con él pero en calidad de "referente del manejo de crisis" en España. Investigado por un delito de cohecho, el instructor le ha impuesto comparecer mensualmente en sede judicial y pedir permiso si quiere salir del país.

   En declaraciones a los medios al término de su comparecencia, en la que Fiscalia Anticorrupción había instado la adopción de cautelares, Ligorría ha incidido en que todas las afirmaciones sobre él que obran en el sumario forman parte de una "fábula" creada por Villarejo y su socio, Adrián De La Joya, investigado también en esta causa.

   Una de las aristas de eso que define como fábula incluye una reunión de la que constan audios en la que ambos querían que la mano derecha del presidente estadounidense Donald Trump, Paul Manafort, insuflase 50 millones de euros en una campaña electoral de Ligorría para conseguir hacerle presidente de Guatemala. "Eso es una fábula que no se sostiene. No despegó y no aterrizó. No tiene ni pies ni cabeza", ha comentado al respecto.

   En cuanto al presunto encargo de la mercantil de Villarejo para que frenase la causa contra los Pérez-Maura, Ligorría ha asegurado que "no es cierto" y además, "es imposible". "Eso pertenece a todo un proceso en manos de la Justicia en Guatemala y en España, nadie puede aceptar una tontería de esa magnitud", ha reiterado.

   Sí ha reconocido que tenía un contrato con la mercantil Adesan, de la que es titular Enrique Maestre, la persona que tal y como obra en el sumario, puso en manos de Adrián de la Joya y Villarejo el encargo de los Pérez-Maura de frenar la causa guatemalteca y su posible extradición en el año 2016.

   El exembajador, sobre el que pesa una orden internacional de detención dictada por Guatemala y al que la Audiencia Nacional rechazó extraditar en 2018 dado que se había nacionalizado español, atribuye a esa relación contractual su implicación en esta causa: "Yo tenía un contrato con una empresa (la mencionada) que de alguna manera tenía relación con ellos pero yo nunca tuve relación contractual de ninguna naturaleza con ellos y yo además, estaba contratado para búsqueda de inversiones", ha señalado.

   Tras su declaración, la Fiscalía Anticorrupción, que investiga además del encargo de los Pérez-Maura la propia causa de Guatemala por el presunto pago de sobornos millonarios a funcionarios públicos para la adjudicación de una infraestructura en Puerto Quetzal, ha solicitado cautelares para Ligorría, a quien el juez ha impuesto la obligación de comparecer mensualmente en sede judicial y pedir permiso en caso de que quiera salir del país.

Contador

Para leer más