Publicado 25/11/2020 16:08CET

El exlíder rebelde Riek Machar expresa confianza en la aplicación del acuerdo de paz "en su totalidad" en Sudán del Sur

Riek Machar y Salva Kiir en su encuentro en Entebbe (Uganda)
Riek Machar y Salva Kiir en su encuentro en Entebbe (Uganda) - PRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR - Archivo

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El antiguo líder rebelde sursudanés, Riek Machar, quien en la actualidad es vicepresidente primero del país africano, ha expresado este miércoles su confianza en que el acuerdo de paz firmado en 2018 será aplicado en su totalidad, a pesar de los retrasos en la puesta en marcha de varias cláusulas clave del mismo.

Machar, líder del Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-En Oposición (SPLM-IO), ha reafirmado su compromiso con el pacto y ha recalcado que el Gobierno de unidad "está aplicando el acuerdo de paz", según ha informado la emisora sursudanesa Eye Radio.

"Es lento, pero quiero asegurar que confío en que tendremos éxito a la hora de aplicarlo en su totalidad", ha manifestado, después de que el presidente sursudanés, Salva Kiir, se comprometiera el viernes a trabajar para evitar que el país se viera arrastrado nuevamente al conflicto.

Las declaraciones de Machar han llegado en medio de sus disputas con Kiir sobre el nombramiento del nuevo gobernador del estado de Alto Nilo, en medio de un lento proceso de designación de gobernadores que ha dificultado la puesta en marcha de otros aspectos clave del acuerdo.

Las diferencias en relación al estado de Alto Nilo giran en torno a la figura de Johnson Olony, que no cuenta con la total confianza del presidente. Así, Kiir ha pedido a Machar que firme una carta validando el nombramiento para responsabilizarse de cualquier posible conflicto que surja a raíz del mismo.

Asimismo, las palabras de Machar llegan menos de una semana después de que el Gobierno negara que se encontrara detenido o que pesen sobre él restricciones de movimiento, tras las denuncias formuladas a finales de octubre por el SPLM-IO.

"Si estuviera arrestado o con restricción de movimientos, ¿por qué estaría ejerciendo sus tareas oficiales?", se preguntó el ministro de Información sursudanés, Michael Makuei, quien destacó que las denuncias "son historias creadas por personas que no quieren que haya paz en Sudán del Sur".

Machar, que regresó en 2019 a la capital, Yuba, tras la firma en 2018 del acuerdo de paz, no ha abandonado desde entonces el país ni ha salido de la ciudad. El regreso de Machar a Yuba tuvo lugar después de que se le dieran garantías de que no sería detenido.

Sin embargo, el jefe del Estado Mayor del antiguo grupo rebelde SPLM-IO, Simon Gatwech Dual, denunció en octubre que el líder de la formación es "un prisionero" en la capital, al tiempo que aseguró que "no hay una paz real" en el país.

Machar estuvo igualmente ausente de la reciente conferencia de diálogo nacional, que decidió boicotear argumentando que el acuerdo de paz está por encima de estas reformas y han reclamado la aplicación de todos sus puntos del citado pacto.

El Gobierno de unidad en Sudán del Sur echó a andar en febrero, tras la materialización del acuerdo de paz firmado en 2018 por Kiir y Machar, quien fue nombrado nuevamente como vicepresidente, cargo que ocupaba antes de la guerra civil.

Sin embargo, aún quedan algunos puntos importantes pendientes para la aplicación del acuerdo de paz, incluidos la unificación y despliegue de las fuerzas de seguridad conjuntas y la reconstitución del Parlamento, organismo que estará a cargo de poner en marcha las reformas acordadas en 2018 entre las partes.