Actualizado 08/08/2015 13:11 CET

Un exmilitar ruso aliado de los talibán ha sido declarado culpable en EEUU de terrorismo

VIRGINIA, 8 Ago. (Reuters/EP) -  

   Irek Ilgiz Hamidullin, un exmilitar ruso aliado de los talibán y de la red Haqqani, que está acusado de atacar a militares estadounidenses y afganos en una base en Afganistán en 2009, ha sido declarado culpable de los cargos de terrorismo por un jurado federal en la ciudad de Richmond, en el estado estadounidense de Virginia.

   Hamidullin, ruso de 55 años convertido al Islám, ha hecho frente a quince cargos que van desde el apoyo a terroristas, intento de destrucción de una aeronave estadounidense e intento de matar a un ciudadano estadounidense, entre otros.

   Los cargos se basan en un ataque contra la Policía afgana registrado en la base militar Leiza, en la provincia de Jost, en el este de Afganistán, el 29 de noviembre de 2009. El escrito de acusación mantenía que Hamidullin dirigió a tres grupos de insurgentes que participaron en el ataque y también se sumó al asalto. Además, planeaba derribar un helicóptero militar norteamericano.

   El jurado, formado por siete hombres y cinco mujeres, deliberó durante más de ocho horas antes de llegar a su veredicto. El acusado se enfrenta a una pena máxima de cadena perpetua cuando sea finalmente sentenciado el próximo 6 de noviembre.

   Hamidullin fue detenido en noviembre de 2009 en Afganistán y, posteriormente, pasó a estar bajo custodia del Departamento de Defensa estadounidense, que le entregó a la Policía Federal (FBI).

   Hamidullin fue militar ruso y luchó como jefe de carros de combate a principios de la década de los 80 en Afganistán. En esa época, cambió de bando y, en 2001, se sumó a las filas del movimiento talibán afgano, liderado entonces por el mulá Omar.

   En octubre de 2009, también cumplía órdenes de Sirajudin Haqqani, el líder de la Red Haqqani, un grupo islamista vinculado a los talibán. Por los cargos que se le imputan podría ser condenado a cadena perpetua, según el escrito de acusación.